¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward

Síntomas del bocio

Es posible que una persona con bocio no experimente ningún síntoma, aparte de la inflamación en la base del cuello. Además, hay sujetos que experimentan sensación de opresión en la garganta, tos, ronquera, dificultad al tragar o al respirar.

En ausencia de molestias físicas y estéticas con bocio poco avanzado, éste no se considera un problema de salud. No obstante, cuando su tamaño aumenta notablemente es posible que el sujeto experimente molestias.

Por otro lado, el bocio que se produce como consecuencia de una enfermedad subyacente, hipotiroidismo o hipertiroidismo, hace que en ocasiones se manifiesten los síntomas de dichas dolencias.

Así, cuando hay hipotiroidismo puede experimentarse sensación de fatiga, aumento de peso, hinchazón del rostro, estreñimiento, intolerancia al frío, debilidad muscular, dolor en las articulaciones, pérdida de cabello y uñas quebradizas, además de sequedad o aspecto amarillento de la piel. En la mujer se asocia también con alteraciones del ciclo menstrual. Hay pacientes que sufren anemia.

El bocio hipertiroideo (producción excesiva de hormonas tiroideas) puede dar lugar a diferentes síntomas: pérdida involuntaria de peso, alteraciones de la frecuencia cardiaca, temblor en las manos, dificultades para conciliar el sueño, intolerancia al calor, fatiga, debilidad muscular, cambios bruscos de humor, nerviosismo e irritabilidad. Además, se han descrito como signos de hipertiroidismo los siguientes: urticaria, enrojecimiento de las palmas de las manos, debilidad de las uñas, pérdida del cabello y molestias oculares (incluyendo enrojecimiento, sequedad, inflamación de los párpados, sensibilidad a la luz y visión borrosa).