¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward

Tratamiento del bocio

El tratamiento del bocio (aumento de tamaño de la glándula tiroides) puede incluir la administración de medicamentos, terapia hormonal y cirugía.

 

El tratamiento dependerá de:

  • El tamaño del bocio
  • Los síntomas que provoque el bocio
  • Si el paciente padece o no una enfermedad tiroidea subyacente

 

Es posible que el tratamiento se limite a un control frecuente si las pruebas médicas indican que la glándula tiroides está funcionando correctamente y el bocio tiene un tamaño reducido que no interfiere con las actividades diarias del paciente.

 

Si, por el contrario, el bocio interfiere con la deglución o la respiración y no responde a otras formas de tratamiento, es posible que requiera cirugía para extirpar parte de la glándula o toda ella. Este tratamiento quirúrgico recibe el nombre de tiroidectomía.

 

Cuidados médicos

 

  • El bocio benigno y de pequeño tamaño no requiere tratamiento. La eficacia del tratamiento farmacológico usando hormona tiroidea para controlar el bocio es una opción que no cuenta con el acuerdo de todos los expertos en este campo.

 

  • Los bocios complicados y de gran tamaño pueden requerir tratamiento tanto médico como quirúrgico. Los bocios malignos requieren tratamiento médico y también tratamiento quirúrgico.

 

  • El tamaño de un bocio eutiroideo benigno (sin cáncer y con niveles normales de hormonas tiroideas) puede reducirse con terapia supresora.El paciente es monitorizado para mantener la hormona TSH en un rango bajo pero detectable, en un intento de evitar hipertiroidismo, arritmias cardiacas y osteoporosis. El paciente tiene que cumplir estrictamente las consultas para la monitorización.

 

El tratamiento del hipotiroidismo o hipertiroidismo suele reducir el tamaño del bocio.

 

Suele ser necesaria la terapia con hormonas de reemplazo después del tratamiento quirúrgico o la radioterapia para el bocio.

 

Los bocios cancerígenos con origen en las propias células tiroideas requieren la administración de tratamiento sustitutivo tras la cirugía. Las lesiones mestastásicas en la tiroides (cáncer de otro tipo que se extiende a la tiroides) requieren el tratamiento del cáncer primario.

 

Tratamiento quirúrgico

 

En términos generales, la cirugía como tratamiento del bocio se reserva para las siguientes situaciones:

 

  1. Grandes bocios que comprimen las estructuras adyacentes del cuello
  2. Cáncer
  3. Cuando otras formas de tratamiento han resultado ineficaces o no se pueden emplear

 

Antes de la cirugía, se recomienda recuperar el equilibrio de las hormonas tiroideas en el organismo.