¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward

Síntomas del cáncer de tiroides

Es bastante común que el cáncer de tiroides no presente signos ni síntomas en las fases precoces de la enfermedad. A medida que se desarrolla pueden presentarse varios. El más frecuente es un bulto o nódulo en el cuello, que puede notarse al tacto o modificar la apariencia de un lado de éste. En caso de que sea un tumor grande, puede asociarse con dolor en la zona o en el rostro, dificultad al respirar o al tragar, tos persistente no causada por un resfriado, ronquera o cambios en la voz.

Con todo, es relativamente común que los pacientes con cáncer de tiroides no experimenten ninguno de estos cambios, o que éstos se deban a otra enfermedad diferente, como una infección. Pida cita con su médico si experimenta alguno de ellos.

Entre otras pruebas, para el diagnóstico del cáncer de tiroides pueden realizarse un reconocimiento físico; análisis de sangre –incluyendo medición de niveles de hormonas tiroideas, tiroglobulina –una proteína que se produce en la tiroides-;  pruebas de ultrasonido –que ofrecen una imagen de los órganos internos-; una biopsia –mediante aspiración con una aguja en un procedimiento que puede realizarse de forma ambulatoria o con un procedimiento quirúrgico con anestesia general e ingreso hospitalario, según los casos-. Otras pruebas incluyen el escáner –que genera imágenes en tres dimensiones-, y el PET (tomografía por emisión de positrones), que suele usarse en combinación con el escáner.