¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward

Glándula tiroides

La tiroides es una glándula en forma de mariposa que se encuentra en la base del cuello, por delante de la tráquea. Es una glándula endocrina, que produce hormonas (entre ellas las hormonas tiroideas), y desempeña funciones vitales en el metabolismo, el desarrollo y el crecimiento del cuerpo humano. Las hormonas tiroideas regulan muchas actividades del organismo, como las calorías que éste consume y la frecuencia de los latidos del corazón, entre otros muchos mecanismos fisiológicos: son las funciones que constituyen el metabolismo de nuestro cuerpo.

Las hormonas tiroideas se desplazan desde la glándula al flujo sanguíneo y de ahí a todo el organismo.

Cuando el metabolismo se acelera o se ralentiza nuestro estado se resiente. Así, si la tiroides no produce suficientes hormonas el metabolismo es más lento, lo que puede hacer que nos sintamos cansados y tengamos sensación de frío. Por el contrario, un exceso de hormonas y la consiguiente aceleración del metabolismo pueden provocar nerviosismo y sensación de calor.

La tiroides produce dos hormonas principales: la tiroxina (T4) y la triyodotironina (T3) y también calcitonina, que contribuye a regular la cantidad de calcio presente en la sangre.

La actividad de la tiroides guarda una estrecha relación con la hipófisis o pituitaria (otra glándula endocrina, situada en la base del cráneo) y el hipotálamo (región del encéfalo unida a ésta), que controlan la producción de hormonas en la tiroides.

El proceso se pone en marcha cuando el hipotálamo, que funciona como un termostato, envía a la hipófisis una señal para liberar hormona estimuladora de la tiroides (TSH). La cantidad de TSH que se libera depende de los niveles de hormonas tiroideas  (T4 y T3)  que hay en  sangre. La tiroides, por su parte, ajusta la producción de hormonas tiroideas a la cantidad de TSH que recibe de la hipófisis. Por lo tanto, cuanto mayor sean  la cantidad liberada de TSH más T3 y T4 se producirá, y al contrario, cuando se libere poca TSH la tiroides producirá menos hormonas tiroideas.