¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward

Causas del hipertiroidismo

Enfermedad de Graves

La causa más frecuente de hipertiroidismo es la enfermedad de Graves, que consiste en la sobreproducción de hormonas tiroideas causada por anticuerpos que estimulan la glándula tiroides, haciendo que ésta aumente su tamaño y su actividad. Esta forma de hipertiroidismo tiene un componente familiar y se presenta con mayor frecuencia en mujeres jóvenes.

Bocio nodular tóxico

Un subtipo diferente es la aparición de bultos en la tiroides, que van creciendo de forma gradual y aumentando su producción de hormonas. Esta forma de hipertiroidismo recibe el nombre de bocio nodular o multinodular tóxico.

Tiroiditis

Es una inflamación de la tiroides que puede prolongarse durante tres meses, transcurridos los cuales la glándula disminuye su actividad, es decir, se torna hipoactiva (hipotiroidismo).

La tiroiditis puede ser subaguda (con una inflamación dolorosa), de causa no establecida pero comúnmente relacionada con infecciones por virus o bacterias; tiroiditis postparto y tiroiditis silente, esta última probablemente de origen autoinmune, originada por las propias defensas del organismo.

Hipertiroidismo por medicamentos

Los niveles elevados de yodo pueden hacer que la tiroides produzca mayor cantidad de hormonas. Esto puede suceder cuando se está tomando medicación que contiene yodo, como amiodarona (para el control de las arritmias), ciertos jarabes y suplementos alimenticios ricos en yodo.

Una dosis excesiva de fármacos contra el hipotiroidismo puede desembocar en hipertiroidismo. Para ajustar la dosis se realizan exámenes periódicos en personas que reciben dichos tratamientos. El hipertiroidismo de origen medicamentoso suele mejorar con la retirada del fármaco que lo provoca, aunque en ocasiones pueden pasar algunos meses hasta que la actividad de la tiroides se normalice del todo.

Otras causas son la elevación de niveles de una sustancia denominada gonadotropina coriónica (durante el embarazo), adenoma de la hipófisis (tumor benigno en dicha glándula) y, rara vez, por cáncer de tiroides.