¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo (HT) o tiroides hipoactiva es una condición que se caracteriza por una producción insuficiente de hormonas en la tiroides, una pequeña glándula en forma de mariposa situada en la parte inferior del cuello, delante de la tráquea. Las hormonas tiroideas regulan el modo en el cual el organismo utiliza la energía y están relacionadas con casi todos los órganos, incluso con los latidos del corazón.

Cuando la cantidad de hormonas producidas en el tiroides es insuficiente, se alteran las reacciones químicas en el organismo y muchas de las funciones corporales reducen su ritmo. Aunque no siempre manifiesta síntomas en sus fases tempranas, si no se trata, con el tiempo el hipotiroidismo puede dar lugar a complicaciones como obesidad, dolor articular, infertilidad y enfermedad cardiaca, entre otras muchas.

Existen métodos de diagnóstico precisos para detectar esta alteración y tratarlo a tiempo.

El médico puede detectar indicios de HT en una exploración (pulso lento, piel de aspecto seco, frío e incluso amarillento o lentitud en los reflejos) y solicitar análisis de sangre para determinar los niveles de hormona hipofisaria estimuladora de la tiroides (tirotropina o TSH), la prueba más sensible para el diagnóstico del hipotiroidismo.

Aunque el HT es la enfermedad más frecuente de las relacionadas con déficit hormonales, hay pocos estudios sobre cuánta población se ve afectada por ella. Las mujeres, y las personas de más de 60 años, son más propensos a desarrollarla. En España se han observado tasas de prevalencia desde el 1,3% al 5,3% dependiendo de los grupos estudiados y del método de diagnóstico empleado, con una tasa de hasta el 9,3% en mujeres de edades comprendidas entre los 51 y los 70 años. Hay estimaciones que tasan su prevalencia hasta en el 17% de la población general.

El hipotiroidismo subclínico, con concentraciones elevadas de tirotropina y niveles normales de tiroxina libre, es aún más frecuente. Puede evolucionar a hipotiroidismo o hacia la normalización de la función de la tiroides.