¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward

Causas del hipotiroidismo

Son particularmente propensos a desarrollar hipotiroidismo (HT) las mujeres y los mayores de 60 años, las personas con historia clínica de enfermedad tiroidea (como bocio), quienes se han sometido a una cirugía tiroidea, pacientes que han recibido radioterapia, personas con antecedentes familiares, mujeres embarazadas en los seis meses previos, mujeres con síndrome de Turner o personas con síndrome de Sjögren, anemia perniciosa, diabetes tipo 1, artritis reumatoide o lupus, entre otras condiciones.

Las causas más frecuentes de hipotiroidismo son:
Enfermedad de Hashimoto (tiroiditis crónica autoinmune)
Tiroiditis
Hipotiroidismo congénito
Cirugía de la tiroides
Exposición a radiación
Medicamentos
Con menor frecuencia: deficiencia de yodo o enfermedad de la pituitaria (hipófisis)

Enfermedad de Hashimoto
Es la causa más frecuente de hipotiroidismo. Se considera una enfermedad autoinmune, ya que su causa es una reacción del sistema inmunitario contra la tiroides.

Tiroiditis
Consiste en la inflamación de la tiroides que provoca el filtrado de la hormona tiroidea fuera de la glándula. En su fase inicial, tiene el efecto de incrementar los niveles de la hormona en la sangre (hipertiroidismo). Esta situación se puede prolongar hasta tres meses, transcurridos los cuales la tiroides pasará a una fase de hipoactividad. El hipotiroidismo resultante puede durar entre 12 y 18 meses, pero en ocasiones es permanente.

Hipotiroidismo congénito
Algunos bebés nacen con una tiroides no totalmente desarrollada o que no funciona adecuadamente. Si no se trata, el hipotiroidismo congénito puede desembocar en discapacidad intelectual y problemas de crecimiento. El tratamiento precoz previene estos problemas. Ése es el motivo por el cual la prueba para su detección se realiza de manera rutinaria en el Sistema Nacional de Salud.

Cirugía de la tiroides
La extirpación parcial de la glándula tiroides puede desembocar en hipotiroidismo. La extirpación total de la glándula siempre tiene como resultado HT. Este tipo de intervención se lleva a cabo en ciertos casos de hipertiroidismo, bocio, nódulos o cáncer de tiroides.
Por otro lado, la administración de ciertos medicamentos se ha asociado con HT. Entre ellos están la amiodarona, el interferón alfa, el litio y la interleuquina-2. Si le han recetado alguno de ellos, pregunte a su médico por el hipotiroidismo.

Con menor frecuencia, se han documentado casos de hipotiroidismo debido a trastorno de la hipófisis, embarazo y deficiencia de yodo.