¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward

Tiroides en Hombres

La enfermedad tiroidea es unas diez veces más frecuente en mujeres que en hombres. En el caso de los hombres, se estima que  representan entre el 2% y el 3% de los casos de la enfermedad, aunque hay indicios de que podría ser mayor.

En los estudios que han analizado la relación entre el género y la enfermedad tiroidea se ha registrado una severidad similar en condiciones como el bocio entre la población femenina y la masculina.  Aun así, los investigadores también han advertido de que la enfermedades oculares provocadas por la enfermedad tiroidea pueden ser más severa en hombres. En consecuencia, los médicos adaptarán las pruebas diagnósticas y de prevención (como el abandono del tabaco) a las necesidades específicas de sus pacientes varones.

Los síntomas, diagnóstico y tratamiento del hipotiroidismo son iguales para ambos sexos (sensación de frío, cansancio, sequedad en la piel, aumento de peso y alteraciones del ánimo, entre otros), pero además es posible que en hombres la enfermedad curse con disfunción eréctil. Se ha razonado que este síntoma guarda relación con la fatiga.

La consecuencia es que los médicos que atienden a pacientes con disfunción eréctil suelen incluir entre las pruebas que realizan análisis para la evaluación de la función tiroidea. De hecho, no se recomienda instaurar un tratamiento específico de la disfunción eréctil hasta seis meses después de haber conseguido un control correcto de la función tiroidea.

La disfunción eréctil se ha descrito como “extremadamente común” en varones con distiroidismo (mal funcionamiento de la tiroides, tanto por exceso –hipertiroidismo– como por defecto –hipotiroidismo-). Lo habitual es que el tratamiento de esas alteraciones sea suficiente para que el paciente vuelva al estado de normalidad en su salud sexual.