Recomendaciones sobre la toma de medicación para una paciente de tiroides

Una vez que se consigue diagnosticar una alteración de la glándula tiroides llega el momento de poner el tratamiento más adecuado y enseñar al paciente a vivir con su medicación.

Lo más importante es hacerle saber que aunque es una medicación que deberá tomar toda su vida, con ella conseguirá volver a ser como antes, a sentirse bien y  llevar una vida totalmente normal.

Recomendaciones a seguir en la toma de la medicación:

Las dosis de tiroxina (medicación utilizada en el tratamiento de las alteraciones tiroideas) siempre son individuales, ajustadas por el médico a las necesidades de cada paciente, edad y otras enfermedades asociadas.

– Es importante tomar la tiroxina todos los días, a la misma hora. Conviene ponerla en sitios fáciles de ver según nuestra rutina (mesita de noche, lavabo, etc). Si olvidáramos una dosis matinal, podríamos tomarla en cualquier otro momento del día, lejos de las comidas. Si hemos olvidado la dosis del día annterior, o en caso de vómitos, se puede tomar un comprimido al día siguiente por la mañana y otro por la tarde. Saltarse una dosis aislada no es importante, dado que su efecto dura varios días.

– Se recomienda tomar el tratamiento de tiroxina con agua, zumos colados o leche de vaca, nunca con leche de soja o café, de 30 minutos a 1 hora antes del desayuno. Aquellas personas con dificultades para tragar, o bien niños pequeños, pueden masticar el comprimido o triturarlo y mezclarlo con un poco de agua.

La tiroxina se absorbe en el duodeno y la primera parte del intestino delgado (yeyuno), con el estómago vacío se favorece que ésta sea óptima. La absorción puede ser interferida por alimentos en general, y especialmente la fibra, la soja y el café,  por suplementos nutricionales de calcio y, hierro, y también por distintos medicamentos como los antiácidos, medicamentos que bloquean la absorción intestinal de colesterol, etc. No se han realizado estudios sobre la interferencia del té en la absorción intestinal de la tiroxina, pero dado que se conoce que tanto el té como el café interfieren en la absorción de nutrientes como el calcio y el hierro, se puede recomendar que tampoco se ingiera junto con la tiroxina.

– Se debe esperar al menos cuatro horas después de tomar medicación, antes de ingerir alimentos que contengan soja, suplementos de calcio y hierro o medicamentos antiácidos que contengan hidóxido de aluminio o hidróxido de magnesio, sucralfato o medicamentos como colestiramina o colestipol. La tiroxina no interfiere con la absorción intestinal de otros medicamentos.

Es importante comunicar al médico todos los demás medicamentos que se toman, ya que no solo pueden interferir la absorción de tiroxina sino también aumentar o disminuir su efecto, potenciar o reducir el efecto de los demás o dificultar la interpretación de las pruebas de función tiroidea.

– La absorción intestinal de la tiroxina también puede ser afectada por distintas alteraciones gastrointestinales, especialmente en la enfermedad celíaca y gastritis por Helicobacter Pylori. La absorción se restablece al tratar estas enfermedades.

– Cuando sean necesarias revisiones para el control del tratamiento, el día del análisis no se debe tomar la tiroxina antes de la extracción de sangre, pues podría alterar los valores de T4 y TSH y dificultar su interpretación. Se puede tomar en otro momento del día, en las mismas condiciones antes mencionadas.

¿Sigues estas recomendaciones?, ¿conocías la importancia de tomar tu tratamiento teniendo en cuenta las consideraciones indicadas?