¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

Amenorrea en el hipotiroidismo, ¿es normal?

La amenorrea en el hipotiroidismo es solo una de las posibles alteraciones del ciclo menstrual que puede sufrir una mujer en edad fértil.

El hipotiroidismo afecta la función de los ovarios y la reproducción.

En las mujeres con hipotiroidismo existe una disminución de las proteínas que transportan las hormonas sexuales (SHBG) en la sangre y el metabolismo de los estrógenos está alterado.

La regulación de la función de los ovarios por las hormonas de la hipófisis sufre alteraciones de mayor o menor grado según la magnitud y la duración del hipotiroidismo, teniendo también diferentes consecuencias según la edad.

En niñas, el hipotiroidismo puede ser causa de amenorrea primaria (cuando la regla no aparece antes de los 16 años) por retraso puberal, aunque también el hipotiroidismo puede ser causa de una pubertad precoz (antes de los 9 años). Estas anormalidades se corrigen al tratar el hipotiroidismo.

Cuando el hipotiroidismo se presenta después de la pubertad, pueden ocurrir fallos en la ovulación, a veces con ausencia de las reglas, y si esto se prolonga durante 3 meses o más, se denomina amenorrea secundaria.

Aproximadamente el 23% de las mujeres adultas hipotiroideas pueden tener ciclos irregulares antes de la menopausia.

Las alteraciones más comunes del ciclo menstrual en mujeres con hipotiroidismo son los retrasos de menos de tres meses de duración (oligomenorrea) y también el aumento del sangrado (hipermenorrea/menorragia), en parte por las alteraciones hormonales resultantes de la falta de ovulación y también por los defectos en la coagulación sanguínea que pueden ocurrir por el hipotiroidismo.

Las alteraciones menstruales son más marcadas cuanto mayor es grado de hipotiroidismo.

El sangrado escaso y la amenorrea son menos frecuentes en el hipotiroidismo, contrariamente de lo que se piensa.

Ocasionalmente la amenorrea se acompaña de secreción de leche o galactorrea en mujeres con hipotiroidismo, debido a un aumento de la prolactina, una hormona de la hipófisis que aumenta junto con la TSH, y que también es una situación reversible por el tratamiento adecuado con tiroxina.

Aunque existe una asociación entre el hipotiroidismo no tratado y la disminución de la fertilidad, el hipotiroidismo no impide la posibilidad de lograr un embarazo, pero se asocia a complicaciones tanto maternas como fetales, por lo que es conveniente tratarlo lo más precozmente posible una vez diagnosticado.

< Anterior | Siguiente >
Compartir