¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Bocio multinodular tratamiento - pastillas diferentes tamaños y formas
Compartir

Conoce a fondo el bocio multinodular: Tratamiento de la enfermedad

 

El tratamiento adecuado del bocio multinodular depende del tamaño de los nódulos, del ritmo al que éstos crecen, de los resultados de la biopsia y el riesgo de cáncer, de la presencia o la ausencia de síntomas de opresión en el cuello y de si el bocio es lo suficientemente grande como para ser un problema estético que preocupe al paciente o afecte su día a día.

Lo más habitual es que si el bocio crece con rapidez, si muestra un crecimiento sostenido a lo largo del tiempo (aunque no sea rápido), si el médico sospecha que puede tratarse de un caso de cáncer, o cuando es causa de síntomas de compresión, crece por debajo del esternón (crecimiento subesternal) o provoca un problema estético, se recomiende extirpar los nódulos.

En la decisión sobre el alcance de la cirugía para los nódulos indeterminados (aun después de la biopsia) influyen varios factores, como la probabilidad de cáncer según los factores de riesgo de la historia clínica (antecedentes familiares, tumores mayores de 4 centímetros o antecedentes de radiación), entre otros. Dichos factores, y las preferencias del paciente, así como la presencia de hipertiroidismo o comorbilidades (otras enfermedades del paciente) son las que se abordarán en la consulta con el especialista.

Aunque hay expertos en este campo que han propuesto emplear terapia de supresión con levotiroxina para reducir y controlar el tamaño de los nódulos, esta estrategia es controvertida. Sin embargo, cuando el bocio multinodular es tóxico, el empleo de la cirugía goza del apoyo de toda la comunidad médica. La terapia con yodo radiactivo es eficaz en muchos de estos pacientes.

En caso de que sea necesario el tratamiento a pesar de que no hay una situación de toxicidad, se prefiere la intervención quirúrgica.

En general, las recomendaciones, avaladas por la Asociación Americana de Tiroides en sus guías para la práctica clínica, que se actualizaron en 2016 de acuerdo a toda la evidencia científica publicada hasta entonces son: Evaluación anual para pacientes con bocio multinodular de pequeño tamaño, no tóxico, en situación de eutiroidismo (niveles normales de hormonas en sangre) y que no manifiesta síntomas (de grado subclínico), con biopsia de resultado benigno; una evaluación al año “podría también bastar” si los pacientes tienen nódulos de un tamaño moderado y estable con niveles normales de hormonas, rezan dichas guías.

Ante bocio multinodular de gran tamaño que produce en el paciente síntomas de compresión en el cuello, se prefiere la cirugía.

Si hay situación de toxicidad (hipertiroidismo), se recomienda tratamiento con cirugía o con yodo radiactivo, aunque los pacientes con nódulos grandes vuelven a la situación de eutiroidismo con mayor facilidad después de la intervención quirúrgica.

 

< Anterior | Siguiente >
Compartir