¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Cansancio crónico: Síntomas
Compartir

Cansancio crónico: Síntomas relacionados con las enfermedades tiroideas

Aunque la fatiga es uno de los problemas que con mayor frecuencia suscitan una visita a la consulta del médico, es un tema en el que aún hay mucha investigación por llevar a cabo.

En principio, el hipotiroidismo (funcionamiento de la glándula tiroides por debajo de los umbrales normales) se asocia con sensación de cansancio, aumento de peso y depresión. Aunque no hay forma de prevenir la enfermedad, tratarla suele ser sencillo. Se recomienda acudir a la consulta cuando además del cansancio la persona muestra aumento de peso, depresión, sensibilidad al frío, sequedad en la piel o el cabello o dolores musculares. La única forma precisa de determinar si existe un problema en el funcionamiento de la tiroides es someterse a una prueba, un simple análisis de sangre, para detectar los niveles de hormonas tiroideas en el organismo. Curiosamente, el hipertiroidismo (actividad de la glándula tiroides por encima del umbral normal) también puede provocar fatiga y debilidad muscular.

Algunos expertos han resumido las condiciones médicas más comunes que pueden explicar la sensación de cansancio. Si bien los propios médicos matizan que cualquier enfermedad (sobre todo las que cursan con dolor) puede producir fatiga, el listado que proponen es el siguiente:

  1. Celiaquía- La intolerancia al gluten, además de fatiga, suele presentarse con pérdida de peso, anemia y diarrea.
  2. Anemia- Uno de los motivos más frecuentes del cansancio crónico es la falta de hierro.
  3. Síndrome de fatiga crónica- Se trata de una enfermedad discapacitante, que se manifiesta con un cansancio severo que se prolonga al menos durante seis meses. Se ha asociado con irritación en la garganta, cefalea, dolor muscular o articular.
  4. Apnea del sueño- El estrechamiento de los conductos respiratorios impide que las personas con esta condición descansen de forma apropiada, lo cual les hace sentirse exhaustos a lo largo del día.
  5. Hipotiroidismo- Los niveles bajos de tiroxina, propios de las personas con hipotiroidismo, provocan cansancio.
  6. Diabetes- Además del cansancio, los pacientes con diabetes suelen experimentar una sed intensa y pérdida de peso.
  7. Fiebre glandular- Una infección por virus típica de los adolescentes y adultos jóvenes. Aunque suele resolverse en unas semanas, la fatiga puede prolongarse meses.
  8. Depresión- La depresión en sí misma se asocia a falta de energía, pero además si dificulta el descanso hace que los pacientes se sientan fatigados durante el día.
  9. Síndrome de piernas inquietas- También produce dificultades para conciliar el sueño.
  10. Ansiedad- La ansiedad puntual es normal, pero si se manifiesta constantemente y no se puede controlar, se considera patológica. También es un síntoma de hipertiroidismo, y hace que los pacientes se sientan cansados y faltos de energía.

Estrategias para hacer frente a la fatiga:

  • Cuando un paciente con hipotiroidismo sufre falta de energía, un buen método para resolver la situación es asegurarse de que sus niveles de hormonas tiroideas son correctos para su edad y estado de salud. Según el Colegio Americano de Endocrinólogos Clínicos, los valores normales de TSH (tirotropina) oscilan entre 0,3 y 3,0 mIU/mL. No obstante, hay laboratorios o médicos que usan criterios más amplios, desde 0,2 hasta 8,0 mIU/mL. Consulte con su médico cuál es su nivel óptimo.
  • Realizar una prueba de T3 o T3 inversa. La triyodotironina (T3) es una hormona que se asocia a la producción de energía, mientras que la T3 inversa es una molécula similar, pero de efecto contrario.
  • En los pacientes con hipotiroidismo de Hashimoto pueden presentarse deficiencias de hierro, vitamina B12 o ácido fólico, que se asocian con fatiga. Resolverlas puede ser una forma de recuperar la energía.
  • La intolerancia a ciertos alimentos (no alergia) puede provocar fatiga. Los pacientes con enfermedad de Hashimoto padecen en ocasiones intolerancia al gluten, los productos lácteos, la soja, el huevo, el maíz y algunos frutos secos. Una dieta de eliminación puede ayudar.
  • Optimizar los niveles de glucosa, ya que los desequilibrios en la glucosa afectan a los niveles de energía.
  • Compruebe sus niveles de vitamina D, ya que la falta de ésta puede provocar fatiga.
  • Se ha sugerido que los suplementos con L-carnitina pueden aliviar los síntomas de fatiga en pacientes con hipotiroidismo, particularmente en menores de 50 años y en quienes se han sometido a una tiroidectomía.

En caso de padecer alguno de estos síntomas, puedes realizar nuestro cuestionario de síntomas de tiroides alterada, con el que podrás averiguar con facilidad si tienes algún problema relacionado con la glándula tiroides.

< Anterior | Siguiente >
Compartir