¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Hipotiroidismo en la gestación - embarazada puesta de sol playa
Compartir

Posibles consecuencias clínicas del hipotiroidismo gestacional

El embarazo tiene un profundo impacto en la tiroides y su funcionamiento, ya que es un periodo de cambios hormonales que pueden incluso afectar al tamaño de la glándula.

El diagnóstico y tratamiento de las alteraciones tiroideas durante el embarazo pueden ser complejos, pero el conocimiento de los expertos sobre estos mecanismos está avanzando de forma significativa.

 

Causas de hipotiroidismo durante el embarazo

En general, la forma más frecuente de hipotiroidismo es la enfermedad autoinmune que se conoce como enfermedad de Hashimoto. El hipotiroidismo puede presentarse durante el embarazo por diversas causas:

 

  • Aparición de enfermedad o tiroiditis de Hashimoto
  • Tratamiento inadecuado de la mujer con hipotiroidismo ya diagnosticado
  • Tratamiento inadecuado de una mujer con hipertiroidismo

 

Riesgos del hipotiroidismo para la madre

Si no se trata debidamente, el hipotiroidismo durante el embarazo se ha asociado a:

  • Anemia
  • Dolor y debilidad muscular
  • Insuficiencia cardiaca congestiva
  • Pre-eclampsia
  • Alteraciones de la placenta
  • Bajo peso del feto
  • Hemorragia postparto

 

 

Riesgos del hipotiroidismo congénito para el bebé

Las hormonas tiroideas son imprescindibles para el desarrollo del cerebro del niño. Los niños con hipotiroidismo congénito (hipotiroidismo presente en el momento de nacer) pueden sufrir alteraciones neurológicas y cognitivas severas, y padecer problemas graves de desarrollo a menos que la condición sea detectada y tratada a tiempo.

Por ese motivo, todos los recién nacidos se someten a pruebas para la detección del hipotiroidismo congénito.

El hipotiroidismo de la madre, sobre todo si es severo, también afecta al desarrollo del futuro hijo. Muchos médicos recomiendan evaluar la función tiroidea de las mujeres antes del embarazo para prevenir posibles complicaciones.

 

Tratar el hipotiroidismo gestacional

El tratamiento del hipotiroidismo en mujeres embarazadas es el mismo que el que se proporcionara a mujeres no embarazadas y a pacientes varones. Consiste en la administración de las hormonas que la tiroides no consigue producir en cantidad suficiente para el correcto funcionamiento del organismo.

Se ha visto que, durante el embarazo, las dosis necesarias para reemplazar de forma eficaz las hormonas que faltan en el organismo suelen ser mayores que en otras etapas de la vida (muchas veces, un 25% o incluso un 50% mayores que las dosis habituales). Ocasionalmente, puede llegar a ser necesario duplicar la dosis que tomaba la paciente antes de quedarse embarazada.

Las mujeres con hipotiroidismo ya diagnosticado deberán someterse a pruebas para evaluar la función tiroidea en cuanto sepan que están embarazadas, de forma que el médico pueda ajustar la dosis y encontrar la mejor para ellas.

Esos análisis se repetirán a intervalos de seis u ocho semanas durante toda la gestación para mantener los niveles adecuados de hormonas a lo largo de todo ese tiempo. Cuando es necesario ajustar las dosis de medicamento, los controles se harán más frecuentes (habitualmente, cada cuatro semanas).

Asimismo, inmediatamente después del parto, la paciente volverá a tomar su dosis habitual anterior a la gestación, con la previa aprobación de su médico.

Los suplementos con vitaminas, hierro o calcio pueden dificultar la absorción de la hormona tiroidea en el sistema digestivo. Por eso, es importante que éstos se tomen por separado, dejando pasar un mínimo de 2 ó 3 horas antes de tomar la terapia de reemplazo de hormonas tiroideas.

 

 

FUENTES

American Thyroid Association. Pregnancy and Thyroid Disease.

< Anterior | Siguiente >
Compartir