¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

Diagnóstico de hipertiroidismo: primeras recomendaciones médicas

Cuando un paciente tiene un diagnóstico reciente de hipertiroidismo, a veces es difícil tranquilizarlo porque uno de los síntomas de esta patología es la intranquilidad y nerviosismo junto con cambios en el estado de ánimo (irritabilidad, labilidad emocional), propios del efecto que produce el exceso de hormonas tiroideas en el sistema nervioso. De todas maneras cuando los pacientes conocen su enfermedad y van entendiendo sus síntomas, esto les ayuda a tolerarlos mejor.

Los síntomas y los cambios que produce el hipertiroidismo en el organismo son algo diferentes en el tiempo de aparición y evolución según la causa de la enfermedad y la edad de los pacientes.

En el bocio nodular o multinodular que produce hipertiroidismo, los síntomas aparecen de manera muy lenta y gradual, por eso pueden no ser del todo evidentes hasta que pasen probablemente años. A veces, especialmente en personas de mayor edad, el hipertiroidismo solo se manifiesta por una arritmia cardíaca, lo que motiva el estudio de la función tiroidea.

El tratamiento del hipertiroidismo por bocios nodulares o multinodulares es en general definitivo, y se realiza con yodo radiactivo (I131) o con cirugía. El tratamiento con yodo radiactivo permite, la mayor parte de las veces, recuperar la función tiroidea normal, con lo cual el tratamiento termina muy exitosamente y en poco tiempo notándose además, en los meses siguientes, una disminución del tamaño del bocio.

El tratamiento con cirugía permite solucionar el hipertiroidismo y el bocio inmediatamente, lo cual es muy ventajoso en algunos casos y también es una buena opción cuando los pacientes tienen síntomas compresivos o necesitan algún tratamiento para las arritmias que estaría contraindicado con la tiroides funcionando en exceso (es el caso de la amiodarona). Si después de la cirugía tiroidea quedara un hipotiroidismo residual se trataría como tal, sin más complicaciones.

Cuando el hipertiroidismo se debe a la enfermedad de Graves, de origen autoinmune, los síntomas y signos clínicos del hipertiroidismo aparecen y evolucionan más rápido, en semanas o meses, por lo que son más evidentes desde el inicio. En la enfermedad de Graves es muy frecuente el antecedente reciente de algún estrés emocional o físico (pérdida de algún ser querido, separación, crisis vitales por cambio o pérdida de trabajo, cambio de lugar de residencia, accidentes, operaciones, infecciones importantes, etc.). Por eso la calidad de vida de estos pacientes ya está muy afectada antes de que se manifieste la enfermedad, y empeora aún más cuando aparece el hipertiroidismo. Es así más difícil tranquilizar a estos pacientes, pero por suerte contamos con tratamientos muy efectivos que permiten remitir los síntomas y controlar la enfermedad con cierta rapidez en días o semanas. Se podrá optar por tratamientos largos de meses o años con fármacos anti-tiroideos  bajo control médico, con lo que se puede esperar la remisión de la enfermedad, con recuperación de la función tiroidea normal, por un tiempo más o menos prolongado. También se pueden hacer tratamientos definitivos con yodo radiactivo (I131)  ó cirugía, aunque en estos casos lo más probable es que quede un hipotiroidismo también definitivo que requerirá tratamiento de por vida con tiroxina.

Es aconsejable diagnosticar y tratar el hipertiroidismo antes de planificar un embarazo para no complicar el mismo. Si el hipertiroidismo se diagnostica durante el embarazo se puede hacer un tratamiento con medicación anti-tiroidea, bajo estricto control endocrinológico.

En algunos casos el hipertiroidismo es auto-limitado, como en las tiroiditis subagudas en que  no es necesario el tratamiento anti-tiroideo, ocasionalmente sólo se utilizan los beta-bloqueantes o los anti-inflamatorios (aspirina y a veces corticoides).

Las tiroiditis post-parto también tienen una etapa de hipertiroidismo de pocas semanas de duración, que a veces pasa desapercibida y se diagnostica más tarde en la fase de hipotiroidismo, también transitorio en la mayoría de los casos. Es así que bajo control médico todas estas situaciones se pueden resolver sin mayores complicaciones.

< Anterior | Siguiente >
Compartir