¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
tiroides postparto - Mujer coge bebe toca nariz con nariz
Compartir

Si durante el embarazo has padecido una disfunción tiroidea, ¿puedes tener tiroides postparto?

Durante el embarazo la glándula tiroides de las mujeres sanas sufre un incremento de su actividad de más del 50% junto con un aumento de los requerimientos diarios de yodo de hasta un 60%. La deficiencia de yodo puede ser causa de hipotiroidismo durante la gestación.

El 10 al 20% de las mujeres embarazadas con función tiroidea normal (eutiroideas) tienen anticuerpos anti peroxidasa tiroidea (TPO) y/o anti-tiroglobulina (Tg) positivos, lo que aumenta el riesgo de hipotiroidismo durante el embarazo y también de tiroiditis durante el primer año postparto.

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia  recomiendan hacer el análisis de TSH en todas las mujeres embarazadas, lo más precozmente posible antes de la semana 10 del embarazo. Si se diagnosticara un hipotiroidismo el tratamiento precoz con tiroxina y el control periódico garantizaría un embarazo sin riesgos para la madre, evitando problemas obstétricos y/o alteraciones neuro-cognitivas en el bebé, puesto que su tratamiento es efectivo y seguro.

Una vez que la mujer de a luz deberá realizar nuevos controles por parte de su endocrinólogo para comprobar el funcionamiento de la glándula tiroides. El médico informará de los pasos a seguir a partir de este momento. El tratamiento sigue siendo seguro para la madre y el bebé durante la lactancia.

El control del hipertiroidismo durante el embarazo se realiza, si fuera necesario con fármacos antitiorideos en las mínimas dosis útiles. El tratamiento deberá prolongarse después de que nazca el bebé, puesto que puede haber un empeoramiento o recidiva del hipertiroidismo. El especialista valorará la evolución y si existiera mala respuesta o intolerancia al tratamiento se podría indicar la cirugía tiroidea (tiroidectomía).

Una de las complicaciones que pueden ocurrir una vez que la madre da a luz es la tiroiditis postparto, puede darse en un 5-9% de los casos con mayor riesgo. La mitad de las mujeres que padecen la tiroiditis postparto (con su espectro de hipertiroidismo leve transitorio, seguido de hipotiroidismo transitorio) lo hacen entre los 3-6 meses postparto. El 70% tendrá nuevos episodios de tiroiditis postparto luego de otras gestaciones y el 25-30% desarrollará un hipotiroidismo permanente.

Si durante el embarazo se ha producido hipo o hipertiroidismo es importante continuar con el tratamiento y seguir las indicaciones del endocrinólogo. No debemos olvidar que aunque durante la gestación no se haya producido ninguna manifestación de enfermedad tiroidea, ésta puede presentarse durante el primer año postparto, por ello es importante estar atentos a la aparición de posibles síntomas y ante cualquier sospecha visitar a nuestro médico para que pueda valorarlo.

< Anterior | Siguiente >
Compartir