¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
persona caminando en arena
Compartir

¿Con qué finalidad se realiza una gammagrafía tiroidea?

La gammagrafía tiroidea es una prueba de imagen que proporciona información sobre la estructura y el funcionamiento de la glándula tiroides. Los especialistas en medicina nuclear pueden reconocer en esta prueba la forma, el tamaño, el funcionamiento y la posición de la tiroides.

En la gammagrafía tiroidea se administra al paciente una cápsula o un líquido que contiene una sustancia con una pequeña proporción de moléculas radiactivas.

Horas después, se obtienen imágenes de la tiroides con una cámara especial (gammacámara).

Mientras que la gammagrafía de tiroides se usa para ver el tamaño, la forma y la posición de la glándula, en la prueba de absorción de yodo, el médico evalúa su funcionamiento. Es relativamente frecuente que se realicen ambas pruebas a la vez en un paciente para obtener la mayor información posible sobre el caso.

Otras formas de referirse a la gammagrafía de tiroides:

  • Gammagrafía tiroidea
  • Gammagrafía nuclear de tiroides
  • Cintigrafía de tiroides (traducción literal del inglés “scintigraphy”)

Utilidad

La gammagrafía de tiroides ayuda a evaluar:


Cómo se lleva a cabo la gammagrafía tiroidea

Se administra al paciente una píldora que contiene una pequeña cantidad de yodo radiactivo, aunque hay equipos que utilizan otra sustancia. Después de tragarla, hay que esperar hasta que el yodo se acumule en la tiroides.

  1. Cuando han transcurrido entre 4 y 6 horas, se obtiene una imagen. Lo más habitual es que se obtenga otra más cuando ya han pasado 24 horas. Para la obtención de la imagen, el paciente suele estar tumbado boca arriba en una camilla.
  2. El pecho y el cuello se sitúan bajo el aparato. El paciente deberá permanecer tan quieto como sea posible para que la imagen sea nítida.
  3. La gammacámara identifica la localización y la intensidad de los rayos que emite el material radiactivo. Esas señales son interpretadas por un ordenador que construye la imagen.

Preparación del paciente

    • Le indicarán que no debe comer nada durante las horas previas a la prueba (después de la medianoche del día anterior a su realización).
  • Informe a su médico sobre cualquier suplemento alimenticio o medicamento que esté tomando, ya que los que contienen yodo pueden alterar los resultados de la gammagrafía de tiroides.

 

  • También deberá informar sobre otras condiciones que pueden afectar al resultado, incluyendo:
    • Diarrea
    • Otras pruebas médicas recientes (en algunas de ellas se utiliza contraste con yodo)
    • Abundancia o escasez acusadas de yodo en la dieta
  • No lleve sobre sí objetos metálicos de ningún tipo (incluyendo prótesis dentales), ya que interfieren en la imagen.

Seguridad de la prueba

El empleo de radiación no está exento de efectos secundarios. No obstante, la cantidad empleada es muy pequeña y los estudios sobre la seguridad de la prueba no han documentado riesgos importantes.

La gammagrafía de tiroides está contraindicada en las mujeres embarazadas o lactantes.

< Anterior | Siguiente >
Compartir