¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Pruebas de laboratorio: hipertiroidismo autoinmune
Compartir

El hipertiroidismo autoinmune: qué es y cuantos tipos existen

El hipertiroidismo autoinmune o enfermedad de Graves es la causa más frecuente de hipertiroidismo. Se produce cuando el sistema inmunológico produce anticuerpos que hacen que la glándula aumente de tamaño y produzca hormonas en exceso.

El término hipertiroidismo hace referencia a cualquier condición en la que se presente un exceso de hormonas en la glándula tiroides. Viene a ser lo mismo que decir que la glándula está ‘hiperactiva’. Otro término que se emplea en esta situación es ‘tirotoxicosis’, que se refiere más bien a que los niveles de hormonas en el riego sanguíneo están por encima de lo normal, independientemente de cuál sea la causa.

Aunque las palabras ‘hipertiroidismo’ y ‘tirotoxicosis’ se usan con frecuencia como sinónimos, en realidad son dos conceptos diferentes. La tirotoxicosis es una consecuencia del hipertiroidismo.

El diagnóstico y el tratamiento tempranos del hipertiroidismo autoinmune son esenciales, ya que la enfermedad no tratada puede dañar las funciones del corazón, la estructura de los huesos y los ojos.

El hipertiroidismo suele tener un comienzo lento, aunque en algunos pacientes jóvenes se han observado presentaciones súbitas.

Al principio, es normal que los síntomas se interpreten como signos de estrés. En el hipertiroidismo autoinmune, que es la forma más frecuente de hipertiroidismo, es posible que los ojos se agranden debido a una elevación de los párpados superiores

Síntomas

Las hormonas tiroideas desempeñan funciones importantes en muchas partes del cuerpo. Si hay cantidades excesivas, los procesos tienden a acelerarse.

Algunos de los síntomas más frecuentes son:

  • Nerviosismo
  • Irritabilidad
  • Aumento de la sudoración
  • Intolerancia al calor
  • Aumento de la frecuencia cardiaca
  • Temblores en las manos
  • Ansiedad
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Adelgazamiento de la piel
  • Debilidad del cabello
  • Debilidad muscular (sobre todo en los brazos y las piernas)
  • Pérdida de peso
  • Alteraciones del ciclo menstrual
  • Fatiga
  • Cambios de humor
  • Bocio

Oftalmopatía

Se calcula que cerca del 30 por ciento de las personas con hipertiroidismo autoinmune muestra algunos signos y síntomas propios de una condición conocida como oftalmopatía de Graves’. En esta enfermedad, la inflamación y otras acciones del sistema inmunológico afectan a los músculos y otros tejidos próximos a los ojos. Entre sus consecuencias están:

  • Exoftalmos (ojos protuberantes)
  • Sensación de tener arena en los ojos
  • Presión o dolor en los ojos
  • Párpados abultados o retraídos
  • Inflamación y enrojecimiento
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión doble
  • Pérdida de visión

Diagnóstico

Si su médico sospecha que usted padece hipertiroidismo, el diagnóstico es razonablemente sencillo. En un reconocimiento físico suelen detectarse un aumento en el tamaño de la tiroides y pulso acelerado.

El médico también atenderá a la presencia de humedad en la piel, así como a posibles temblores en los dedos de las manos. También cabe la posibilidad de que sus reflejos sean excesivamente rápidos, y de que se aprecien algunas alteraciones en los ojos.

El diagnóstico de hipertiroidismo autoinmune se confirma con pruebas de laboratorio que miden los niveles de:

  • Hormonas tiroideas
    • Tiroxina (T4)
    • Triyodotironina (T3)
    • Hormona estimulante de la tiroides (TSH)

Los niveles elevados de T4 en la sangre y un nivel bajo de TSH son típicos del hipertiroidismo. Si los análisis de sangre muestran que ese es el caso, es probable que el médico quiera obtener pruebas de imagen. En un escáner puede determinarse si toda la glándula es hiperactiva o por el contrario existen nódulos o inflamación de la tiroides.

En el mismo procedimiento puede realizarse una prueba de captación de yodo.

Tratamiento

No existe un único tratamiento para el hipertiroidismo autoinmune. El plan terapéutico se adapta a la edad, la gravedad, la presencia de otras condiciones y las preferencias personales del paciente.

  • Medicamentos antitiroideos que bloquean la capacidad de la tiroides para producir hormonas
  • Yodo radiactivo que actúa sobre las células que producen las hormonas
  • Cirugía
  • Betabloqueantes que impiden que las hormonas actúen en el organismo

Algunos expertos han advertido que es frecuente que haya pacientes con hipertiroidismo autoimmune subclínico. Son personas en las cuales las concentraciones de TSH están fuera de los valores considerados normales, pero con niveles de T3 y T4 normales. Su recomendación es prestar especial atención a las alteraciones de la función tiroidea en grupos de riesgo, incluidos familiares de pacientes, para diagnosticar y tratar lo antes posible la enfermedad y reducir las posibles complicaciones.

< Anterior | Siguiente >
Compartir