¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

Hipotiroidismo crónico: ¿es posible que lo sufra?

hipotiroidismo_enfermedad crónicaEl hipotiroidismo ocurre cuando la glándula tiroides comienza a producir de manera insuficiente las hormonas tiroideas. Este pequeño órgano con forma de mariposa fabrica, almacena y libera hormonas gracias a lo cual se controlan múltiples funciones en todo el organismo y es el responsable del control del metabolismo basal.

Las causas del hipotiroidismo pueden ser diversas siendo muy habitual que se trate de una enfermedad autoinmune. Aunque algunas circunstancias pueden favorecer su aparición: antecedentes familiares, padecer otra enfermedad autoinmune (diabetes tipo 1, celiaquía, vitíligo, etc…), es más frecuente en la población femenina o a mayor edad.

El hipotiroidismo autoinmune es más probable que evolucione como una enfermedad crónica. Sólo en algunas circunstancias puntuales el hipotiroidismo puede llegar a ser reversible:

  • Hipotiroidismo gestacional: alrededor de un 2 a 3% de mujeres en el mundo desarrollan hipotiroidismo durante su embarazo por deficiencia de yodo o autoinmunidad tiroidea previas.
  • Tiroiditis postparto: después de unas semanas de hipertiroidismo seguido de hipotiroidismo, más del 50% de las mujeres que lo padecen durante el primer año post parto consiguen volver a la normalidad.
  • Tiroiditis subaguda indolora: puede suceder por cambios inmunológicos transitorios.
  • Tiroiditis subaguda viral y tiroiditis aguda bacteriana: pueden provocar una inflamación transitoria con dolor, un aumento de tamaño de la tiroides y cambios en la función tiroidea (hipertiroidismo inicial seguido de hipotiroidismo) durante semanas o meses.
  • Toma de medicamentos que afectan la función tiroidea (litio, amiodarona, metimazol, carbimazol, etc) de manera reversible al interrumpirlos.

Si se descartan estos casos, se puede afirmar que estamos ante una enfermedad crónica para la que será necesario un tratamiento de por vida.

Un diagnóstico temprano y eficaz es fundamental para mejorar la calidad de vida. Para recuperar el control sobre las funciones de nuestro cuerpo se necesitará un aporte de hormona tiroidea sintética –tiroxina- para completar la cantidad que el organismo ya no es capaz de producir por sí solo. Conseguir ese funcionamiento óptimo gracias al tratamiento con tiroxina garantizará nuestra salud evitando la aparición de otros síntomas o enfermedades relacionadas.

Tras el diagnóstico es importante tener en cuenta las recomendaciones del médico para que el tratamiento tenga éxito. La toma adecuada de la medicación y los análisis hormonales periódicos serán determinantes para garantizar un buen control de la función tiroidea y en consecuencia el bienestar de nuestro organismo.

< Anterior | Siguiente >
Compartir