¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
medico en laboratorio tratando hipotiroidismo
Compartir

¿Qué es el hipotiroidismo primario y cómo puedo diferenciarlo?

El hipotiroidismo o actividad insuficiente de la glándula tiroides es una enfermedad endocrinológica frecuente. Gran parte de sus síntomas son inespecíficos y pueden confundirse con una situación “normal” o con otras enfermedades. Es lo que ocurre con uno de los síntomas más clásicos: la sensación de cansancio.

  • Cuando el hipotiroidismo es consecuencia de una incapacidad de la tiroides para producir hormonas en la cantidad que el cuerpo necesita para funcionar correctamente, se clasifica como hipotiroidismo primario. La causa está en la propia tiroides.
  • Si, por el contrario, una enfermedad en la hipófisis (glándula pituitaria) o el hipotálamo, que influyen en la producción de hormonas en la tiroides, provoca hipotiroidismo, esa forma se conoce como hipotiroidismo secundario.

Es importante que se confirme el diagnóstico de hipotiroidismo con análisis de sangre, ya que puede ser peligroso que falten en el organismo las hormonas que la tiroides produce.

El hipotiroidismo primario es la enfermedad endocrina más frecuente. Aunque se considera, en líneas generales, que su diagnóstico es relativamente sencillo, hay muchas personas con esta enfermedad que no han sido diagnosticadas.

Una proporción considerable de pacientes pueden tratarse en las consultas de Atención Primaria.

Causas

  • Deficiencia de yodo en la dieta
  • Tiroiditis de Hashimoto (hipotiroidismo autoinmune)
  • Tiroidectomía
  • Terapia con yodo radiactivo
  • Ciertos medicamentos

Diagnóstico

  • Es esencial realizar un análisis de sangre y un reconocimiento físico exhaustivo para diferenciar el hipotiroidismo primario de otras dolencias.
  • Los signos y síntomas por sí solos no bastan para confirmar el diagnóstico.
  • En el análisis de sangre se miden los niveles de hormonas tiroideas en la sangre.
  • Los resultados de la prueba pueden verse alterados por ciertos factores, como algunas enfermedades que afectan a la producción de hormonas en la tiroides, aunque solo de forma transitoria. En esos casos los niveles recuperan la normalidad y no es necesario tratar.

Tratamiento del hipotiroidismo primario

El objetivo del tratamiento que se administra a las personas con hipotiroidismo primario es que el paciente recupere los niveles normales de hormonas tiroideas. Esa situación de normalidad se define como ‘eurotiroidismo’.

Cuando se administra una dosis suficiente de medicamento para que la hormona denominada TSH vuelva a la normalidad, los pacientes suelen recuperarse y los síntomas desaparecen.

A veces es necesario realizar ajustes de la dosis para conseguir el nivel exacto en el cual cada individuo se encuentra mejor.

Síntomas de hipotiroidismo primario

El hipotiroidismo primario suele manifestarse poco a poco, con cierta afectación del bienestar físico y mental, pero sin síntomas claros. Es muy frecuente que estos sean sutiles. Los síntomas incluyen, entre otros:

  • Fatiga, pérdida de energía
  • Somnolencia
  • Apetito reducido
  • Intolerancia al frío
  • Sequedad de la piel
  • Pérdida del cabello
  • Dolor muscular o en las articulaciones
  • Debilidad en las extremidades
  • Depresión
  • Alteración del estado de ánimo
  • Fallos en la memoria
  • Dificultad para concentrarse
  • Estreñimiento
  • Alteraciones del ciclo menstrual
  • Visión borrosa
  • Ronquera

Tratamiento del hipotiroidismo subclínico

El hipotiroidismo subclínico es la situación en la cual el nivel de la hormona denominada TSH (hormona estimulante de la tiroides) está por encima del umbral considerado normal y los niveles de otras hormonas tiroideas son normales.

Las personas que se encuentran en esta situación pueden beneficiarse del tratamiento igual que ocurre con los pacientes que padecen hipotiroidismo en su forma manifiesta, según indican los expertos de diversas sociedades científicas.

El manejo del hipotiroidismo primario

Cuando se trata debidamente sustituyendo en el organismo las hormonas que faltan, el manejo del hipotiroidismo primario es sencillo, seguro y eficaz. No obstante, existe una proporción de individuos en los que el eutiroidismo (normalidad en los niveles de hormonas tiroideas) no basta para que los síntomas desaparezcan. Las sociedades científicas han emitido sus recomendaciones para abordar estos casos, incluyendo una evaluación más exhaustiva del paciente para descubrir otras posibles causas de su condición.

< Anterior | Siguiente >
Compartir