¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

Hipotiroidismo y sexualidad: ¿están relacionados?

En la conducta sexual humana y la respuesta sexual intervienen una serie de fenómenos neurofisiológicos, hormonales y vasculares junto con la compleja interacción de factores psicológicos, afectivos y de relaciones interpersonales.

Las hormonas tiroideas son necesarias para prácticamente todas las funciones corporales.

Con el hipotiroidismo el organismo sufre una carencia de hormonas tiroideas, lo que comporta, entre numerosas consecuencias, también una alteración en la producción de hormonas sexuales por parte de los ovarios y los testículos, además de alteraciones en el transporte sanguíneo y el metabolismo de estas hormonas.

Estas disfunciones hormonales, junto con los efectos del hipotiroidismo en el cerebro y los cambios en el estado de ánimo contribuyen al desarrollo de trastornos en la respuesta sexual tanto femenina como masculina. Si el hipotiroidismo se prolonga durante años sin tratamiento se pueden sumar también factores vasculares.

Algunos estudios demuestran una alta prevalencia de deseo sexual hipoactivo o libido disminuida en los hombres adultos, retraso en la eyaculación y disfunción eréctil o impotencia sexual. La fertilidad puede estar alterada, aunque existen pocos estudios sobre el efecto del hipotiroidismo sobre la calidad del semen. Se han publicado datos que relacionan el hipotiroidismo masculino con alteraciones principalmente en la cantidad (oligospermia) y la forma de los espermatozoides (teratospermia).

En los niños o niñas con hipotiroidismo puede ocurrir un retraso en la aparición de la pubertad o también, menos frecuentemente, una pubertad precoz.

Habitualmente se logra una mejoría significativa de todos estos síntomas cuando se trata el hipotiroidismo con tiroxina en las dosis adecuadas para cada edad.

A pesar de la poca información publicada sobre la disfunción sexual femenina en el hipotiroidismo, existen datos que muestran que un porcentaje significativo de mujeres con hipotiroidismo clínico y subclínico tiene una disfunción sexual y afectación en la salud reproductiva (alteraciones menstruales, complicaciones del embarazo, parto y postparto).

Un estudio reciente relaciona el hipotiroidismo no tratado con la disminución del deseo sexual en las mujeres y disminución de la excitación y lubricación vaginal cuando el hipotiroidismo se debe tiroiditis crónica autoinmune o enfermedad de Hashimoto.

En los casos de hipotiroidismo clínico, se observó que el aumento de la prolactina y del colesterol, además de la depresión, contribuye a las manifestaciones disfunción sexual femenina.

El diagnóstico oportuno del hipotiroidismo y su tratamiento, puede contribuir notablemente a la recuperación de la calidad de vida de las personas en muchos aspectos, entre los que se incluye su vida sexual.

< Anterior | Siguiente >
Compartir