¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
hormona-tirotropina-tsh
Compartir

Hormona Tirotropina: ¿cómo se encarga de regular la producción de hormonas tiroideas?

La tirotropina, que también se conoce como hormona tirotrópica o TSH (acrónimo del inglés Thyroid Stimulating Hormone) es una sustancia que segrega la hipófisis o pituitaria, una glándula situada en la base del cráneo formada por dos lóbulos y que produce hormonas que influyen en el crecimiento, el desarrollo sexual y otras funciones del organismo. La tirotropina se segrega en el lóbulo anterior de la hipófisis. De ella depende la producción de hormonas en otra glándula: la tiroides.

Nombres alternativos:

La producción de hormonas tiroideas T3 (triyodotironina) y T4 (tiroxina) depende de la actividad de la TSH.

El hipotálamo

El hipotálamo es una parte del cerebro que recibe mensajes de todo el organismo y participa en numerosas funciones enviando mensajes al sistema nervioso a través del cerebro.  Por ejemplo, del hipotálamo dependen el control de las sensaciones de hambre y sed.

Además, el hipotálamo regula el funcionamiento de la hipófisis o glándula pituitaria.

La hipófisis

Es una glándula que depende del hipotálamo en su funcionamiento. Se encuentra unida a éste mediante una prolongación conocida como tallo hipofisiario.

El lóbulo anterior de la pituitaria produce:

  • Hormona folículo estimulante (FSH) y hormona luteinizante(HL), que controlan la producción de hormonas sexuales (estrógeno y testosterona), así como el crecimiento y liberación del óvulo desde los ovarios. En los varones, regulan la producción de esperma.
  • Hormona del crecimiento
  • Hormona estimulante de la tiroides (TSH), que indica a la glándula tiroides cuándo producir y liberar hormonas tiroideas
  • Hormona adrenocorticotropa (ACTH), que regula la producción de cortisol en las glándulas suprarrenales
  • Hormona estimulante de melanocitos (MSH), que controla la producción de melanina, la sustancia que da color a la piel
  • Prolactina (PRL), que estimula la producción de leche materna y es necesaria para la producción de ésta durante la lactancia 

El lóbulo posterior de la hipófisis, por su parte, produce: 

  • Hormona antidiurética (ADH), que controla la eliminación de agua en los riñones
  • Oxitocina, que hace que el útero se contraiga durante el parto y desempeña también una función en la producción de leche materna

De las hormonas que produce la tiroides, la más importante es la tiroxina o T4, que contiene cuatro átomos de yodo. Para cumplir su función, la tiroxina se transforma en T3 –con un átomo de yodo menos-. Esta transformación se produce fundamentalmente en el hígado y en ciertos tejidos del organismo en los cuales actúa la T3, como el cerebro.

 

Mecanismos

  • La cantidad de T4 que produce la tiroides viene determinada por la TSH que segrega la hipófisis o pituitaria.
  • A su vez, la cantidad de TSH de la hipófisis depende de la cantidad de T4 que esta glándula detecta.
  • Cuando la hipófisis detecta una cantidad de T4 deficiente, aumenta la producción de TSH.
  • La TSH envía a la pituitaria el mensaje de que es necesario producir más T4.
  • Cuando los niveles de T4 en la sangre suben por encima de cierto umbral, la producción de TSH en la pituitaria se detiene.
  • La tiroides y la pituitaria funcionan en cierto modo como un radiador y un termostato:
    • Si el radiador se apaga y empieza a hacer frío, el termostato detecta la bajada de temperatura y enciende el radiador
    • Cuando se alcanza la temperatura adecuada, el termostato lo detecta y apaga el radiador

Aunque este sería el mecanismo descrito a grandes rasgos, los especialistas han advertido que todos estos fenómenos son complejos, y que en ellos intervienen otras sustancias presentes en el organismo. Por eso, se ha matizado que tener niveles normales de TSH no significa necesariamente que la tiroides esté funcionando a la perfección. Por eso se considera que medir los niveles de TSH más que para diagnosticar o descartar enfermedades, es una medida “orientativa” que debe ser complementada con otros análisis y técnicas de diagnóstico.

< Anterior | Siguiente >
Compartir