¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

La utilidad de las hormonas tiroideas en el organismo

La determinación de la tirotropina, comúnmente denominada por sus siglas en inglés TSH (Thyroid Stimulating Hormone), es el análisis de sangre más sensible para el diagnóstico de una disfunción tiroidea, en ausencia de una enfermedad de la hipófisis o del hipotálamo, o de algunos medicamentos que interfieren en sus mecanismos de regulación (por ejemplo los corticoides)

Los valores de referencia de TSH han ido cambiando a lo largo de los años debido a numerosos estudios realizados en la población normal y también porque que los métodos de laboratorio utilizados para esta determinación fueron mejorando su sensibilidad.

Recientemente se ha encontrado que los valores de referencia de TSH son diferentes según la edad, la raza, el sexo, la ingesta de yodo, durante el embarazo  y con las variaciones del peso corporal. También, al igual que ocurre con otras hormonas,  los valores de TSH varían según las horas del día, con un ritmo de secreción llamado ritmo circadiano: los valores dentro del rango de la normalidad, son mayores en las primeras horas de la mañana y son más bajos por la tarde.

La TSH es la hormona segregada por la hipófisis para regular la función tiroidea. Cuando la TSH está por encima de los valores normales indica una disminución de la secreción de hormonas por parte de la tiroides y así se diagnostica el hipotiroidismo primario. Se puede completar el estudio midiendo también la tiroxina ó T4, que podrá encontrarse normal o baja según el grado de hipotiroidismo y los anticuerpos anti-tiroideos (anti-tiroglobulina y anti-peroxidasa tiroidea ó anti-TPO ó anti-microsomales) para averiguar si la causa del hipotiroidismo es una tiroiditis autoinmune.

Cuando la TSH hipofisaria se encuentra por debajo de la normalidad se puede diagnosticar un hipertiroidismo. El estudio se completará midiendo en la sangre los valores de T4 y de triyodotironina ó T3 que estarán normales o altos según el grado de hipertiroidismo y con las determinaciones de anticuerpos anti-tiroideos y los anticuerpos anti-receptor de TSH (TRAb, TSI ó LATS) se podrá confirmar o descartar una enfermedad de Graves.

Los antecedentes personales y familiares, el examen físico, la repercusión de la disfunción tiroidea sobre la salud y la calidad de vida, ocasionalmente una ecografía tiroidea y/o una gammagrafía tiroidea ayudarán a completar el diagnóstico y a definir la necesidad del tratamiento adecuado para cada situación particular.

Durante el control del tratamiento del hipotiroidismo se pueden presentar dificultades para estabilizar los valores TSH debido a dos errores frecuentes al tomar la tiroxina:

  • Se recomienda tomar la tiroxina siempre en ayunas, de 30 minutos a 1 hora  antes del desayuno, y recordar que el café o los preparados de soja, el exceso de fibra, los suplementos de calcio, hierro, antiácidos, colestiramina, etc, impiden la correcta absorción de esta hormona en el tubo digestivo y así la TSH tardará más en bajar a los valores normales.
  • El día del análisis de control de TSH, no se deberá tomar la tiroxina hasta después de la extracción de sangre, para evitar falsos valores bajos de TSH.
< Anterior | Siguiente >
Compartir