¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Dibujo detallado traquea y glándula tiroides
Compartir

Principal información de la Glándula Tiroides

La glándula tiroides se encuentra en la parte frontal del cuello, asentada sobre la laringe. Tiene aproximadamente cinco centímetros de largo y está formada por dos lóbulos unidos por una parte alargada llamada “istmo”.

 

La tiroides está formada por dos tipos de células:

  1. células foliculares
  2. células parafoliculares

La mayor parte del tejido de la glándula lo integran las primeras, que son las que segregan hormonas tiroideas producidas con yodo: la T4 (tiroxina o tetrayodotironina, ya que contiene cuatro átomos de yodo) y la T3 (triyodotironina, que contiene tres átomos de yodo).

Las células paraforiculares segregan calcitonina, que interviene en la regulación del calcio.

 

Funciones de las hormonas tiroideas

Las hormonas tiroideas desempeñan una función de enorme importancia en el metabolismo del cuerpo. Virtualmente, todos los tejidos del organismo están afectados o regulados por ellas:

  • El desarrollo y el funcionamiento del cerebro
  • Piel
  • Cabello
  • Ojos
  • Corazón
  • Función intestinal

La función de las hormonas tiroideas depende a su vez de la glándula pituitaria, que se encuentra en la base del cerebro y es regulada por la región cerebral llamada hipotálamo.

 

Alteraciones de la función tiroidea

Las enfermedades que afectan a la función de las hormonas tiroideas son más comunes en mujeres que en hombres, aunque cualquier persona puede verse afectada por ellas. Se calcula que una de cada 20 personas padece algún tipo de alteración de la tiroides, ya se trate de una condición transitoria o permanente.

Como una de las funciones de las hormonas tiroideas es regular el metabolismo (la velocidad a la cual trabajan nuestras células), las alteraciones que afectan a estas hormonas pueden tener los siguientes efectos:

  • Cuando existen niveles excesivamente altos de hormonas tiroideas en la sangre (hipertiroidismo), las células del cuerpo trabajan a un ritmo más acelerado de lo normal, haciendo a su vez que se aceleren funciones como:
    • El ritmo de los latidos del corazón
    • El tránsito intestinal
    • La capacidad de adaptarse al calor
    • El consumo de energía (suele traducirse en pérdida de peso a pesar de llevar la dieta habitual o incluso de comer mayores cantidades)
    • Alteraciones del ciclo menstrual
    • Regulación del estado de ánimo (con tendencia a la irritabilidad y a la ansiedad)

 

  • Por otro lado, si la cantidad de hormonas tiroideas es inferior a la que el cuerpo requiere en condiciones normales (hipotiroidismo), las hormonas no pueden realizar correctamente su función, y las células y órganos del cuerpo actúan más despacio de lo normal:
    • Puede decaer la tasa cardiaca
    • Se ralentiza el tránsito intestinal, quizá hasta llegar a una situación de estreñimiento
    • Se pierde la capacidad de adaptarse el frío
    • Se reduce el consumo de energía (suele traducirse en un aumento de peso a pesar de llevar la dieta habitual o incluso de comer menores cantidades)
    • Reducción de la fertilidad
    • Problemas de concentración y memoria
    • Rigidez muscular

Para cumplir sus funciones, la tiroxina (T4) pierde un átomo de yodo y se transforma en T3, un proceso que tiene lugar en el hígado y en otros tejidos del organismo. Por este mecanismo es por lo que se conoce a la T3 como la “forma activa” de la tiroxina.

 

FUENTES

Johns Hopkins Medicine Health Library. Anatomy of the thyroid gland.

The British Thyroid Foundation. Your thyroid gland.

 

 

< Anterior | Siguiente >
Compartir