¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

¿Qué son los nódulos coloides en la glándula tiroides?

Un nódulo tiroideo es un crecimiento anormal (bulto) formado por células de la glándula tiroides. Pueden ser sólidos, contener fluido (entonces se llaman también quistes) o estar formados por partes sólidas y otras fluidas (en ese caso se llaman quistes complejos).

Tipos de nódulos tiroideos

  • Nódulos coloides- Se forman por un crecimiento excesivo del tejido que forma la glándula tiroides. Se trata de nódulos benignos. Pueden hacerse bastante grandes, pero no se extienden más allá de la tiroides.
  • Quistes tiroideos- Son bultos llenos de líquido o bien formados por partes sólidas y otras líquidas.
  • Nódulos inflamatorios- Son los nódulos que se forman como resultado de un proceso inflamatorio crónico (que se mantiene durante un tiempo prolongado) en la glándula tiroides. Se trata de nódulos que a veces cursan con dolor.
  • Bocio multinodular- En algunas ocasiones, el aumento del tamaño de la tiroides es producto de la formación de muchos nódulos.
  • Nódulos tiroideos hiperactivos- Este tipo de nódulos produce hormonas en exceso, lo cual puede provocar hipertiroidismo. El hipertiroidismo es una condición que puede tener consecuencias en la salud cardiovascular, incrementar el riesgo de osteoporosis y provocar otros problemas en la salud, ya que los niveles de hormonas tiroideas en la sangre son excesivamente altos y esas hormonas regulan numerosas funciones del organismo.
  • Cáncer de tiroides- Menos del cinco por ciento de los nódulos de la tiroides son nódulos cancerosos.

Los nódulos coloides son los nódulos más frecuentes de los que se forman en la tiroides, y no llevan asociado un riesgo incrementado de cáncer.

¿Tengo nódulos?

Es bastante frecuente que los nódulos de la tiroides no produzcan síntoma alguno. No obstante, cuando un paciente tiene varios, o si uno solo tiene un tamaño considerable –normalmente por encima de los dos centímetros-, es posible que pueda apreciarlos a simple vista. Cuando los nódulos crecen pueden ejercer presión sobre otras estructuras del organismo, dando lugar a síntomas como:

  • Dificultad al tragar
  • Dificultad al respirar
  • Cambios en la voz
    • Afonía
    • Ronquera
  • Dolor en la zona del cuello
  • Bocio (aumento de tamaño de la glándula tiroides)

Los nódulos coloides, que también se conocen como adenomas coloides y por su acrónimo en inglés (TCC, de Thyroid Colloid Cyst) contienen un material viscoso y denso que está formado por una concentración de la hormona llamada tiroglobulina.

Es habitual que los nódulos coloides se detecten mediante una ecografía de la zona del cuello o la tiroides, ya que tienen unas características que se aprecian razonablemente bien en esta prueba de imagen.

Una vez que se ha identificado la presencia de un nódulo, es importante determinar cuál es su tipo y causa. Dependiendo de su tamaño y del origen de los mismos serán tratados o no, ya que en algunos casos es suficiente realizar un seguimiento con cierta frecuencia.

< Anterior | Siguiente >
Compartir