¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
mano sujeta flor
Compartir

¿Qué caracteriza a los nódulos tiroideos fríos?

Conoce las características de los nódulos tiroideos fríos y cómo afectan a la segregación de hormonas. Encuentra toda la información en nuestra web.

Los nódulos tiroideos son bultos sólidos o llenos de fluido que se forman en la tiroides, una pequeña glándula situada en la base del cuello. Los nódulos fríos no producen hormonas tiroideas, por eso también reciben el nombre de nódulos de funcionamiento reducido.

La mayor parte de los nódulos tiroideos carecen de importancia y ni siquiera producen síntomas. De hecho, es frecuente que una persona los tenga sin saberlo hasta que el médico los detecta en un reconocimiento. No obstante, algunos nódulos pueden hacerse visibles, dificultar la deglución o la respiración y afectar al equilibrio de hormonas necesarias para el correcto funcionamiento del organismo. Cada tipo de nódulo tiene un tratamiento diferente en función de sus causas y síntomas.

La función de los nódulos en el metabolismo

Un defecto o alteración en la absorción y el transporte de yodo es responsable de que los nódulos fríos no absorban yodo, lo cual dificulta la producción de hormonas tiroideas.

También se ha planteado que las alteraciones de otros mecanismos podrían estar relacionados con el proceso, entre ellos:

  • El transporte y la absorción de yodo en el organismo
  • Falta de la enzima peroxidasa

Nódulos tiroideos fríos y cáncer de tiroides

  • Más del 80% de los nódulos son fríos
  • Se calcula que el 85% de los nódulos tiroideos fríos son benignos
  • La mayoría de los nódulos tiroideos (fríos o calientes) son benignos
  • El cáncer de tiroides es raro, con una incidencia de cerca de 4 casos/100.000 individuos/año
  • El cáncer de tiroides representa solamente el 1% de todos los casos de cáncer

Tipos de nódulos tiroideos:

  • Nódulos tiroideos fríos- No tienen una función específica, aunque en ocasiones se ha visto que pueden crecer sin control y –rara vez- convertirse en malignos.
  • Nódulos tiroideos templados- Funcionan con normalidad.
  • Nódulos tiroideos calientes- También llamados adenomas autónomos, son los más frecuentes. Pueden ocasionar hipertiroidismo con síntomas como
    • Piel húmeda y fría
    • Pulso acelerado
    • Aumento del apetito
    • Nerviosismo
    • Pérdida de peso

Una vez que el médico ve indicios de que se ha formado un nódulo en la tiroides, realizará pruebas para identificar el tipo de nódulo y controlarlo. En ocasiones es suficiente llevar a cabo revisiones periódicas sin tratamiento.

El escáner

Una prueba que se usa con frecuencia para evaluar los nódulos tiroideos es el escáner.

En el procedimiento se administra al paciente una cantidad ínfima de material radiactivo que la tiroides absorbe. Las imágenes detectan ese material y forman una imagen de cómo se distribuye en la glándula.

En la imagen se verán

  • Nódulos tiroideos fríos como zonas en las que la actividad es menor (absorben menor cantidad de material radiactivo). Se presentan como “vacíos” en la imagen.
  • Nódulos tiroideos calientes como zonas en las que la actividad es mayor

Los nódulos calientes son benignos casi siempre. En mayor parte de los casos, los nódulos tiroideos fríos también son inofensivos, pero se controlan de forma más frecuente por que el cáncer de tiroides aparece en ocasiones en nódulos fríos.

El escáner no permite distinguir nódulos fríos benignos de nódulos fríos cancerosos.

Ecografía

Algunos médicos recomiendan llevar a cabo una prueba de ultrasonido o ecografía para ver si un nódulo es sólido o se trata de un quiste que contiene líquido.

< Anterior | Siguiente >
Compartir