¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Hipotiroidismo peso - Cinta medir costura azul sobre bascula fondo blanco
Compartir

Hipotiroidismo: Peso ¿cómo puedo controlarlo?

El hipotiroidismo se asocia comúnmente con un aumento moderado de peso, pero contrariamente a la creencia popular el tratamiento de esta afección no resulta en una pérdida de peso en la mayoría de los pacientes, según una investigación reciente presentada en la reunión anual de la American Thyroid Association en 2013.

La pérdida de peso se relacionó con la gravedad del hipotiroidismo,  con el tratamiento sustitutivo adecuado con tiroxina y con la ingesta calórica de cada persona.

La mayor parte del peso extra ganado en las personas con hipotiroidismo se debe a la acumulación de sal y agua. Si el aumento de peso es el síntoma predominante en una persona con hipotiroidismo, es menos probable que ese aumento de peso se deba solo a la tiroides. Con el tratamiento del hipotiroidismo  se puede esperar una pequeña pérdida de peso, generalmente menos del 10% del peso corporal.

El gasto energético, el control del hambre, la saciedad y el peso corporal son el resultado de numerosos mecanismos de regulación en los que las hormonas tiroideas solo tienen un papel parcial.

Existen muchas otras hormonas, proteínas y sustancias químicas que participan en estos mecanismos. También, se conoce que otros factores (pocas horas de sueño, irregularidad en los horarios de las comidas, alteraciones en flora intestinal, sedentarismo, calefacción excesiva, etc) influyen negativamente en nuestra conducta alimentaria, en el gasto energético y finalmente en nuestra salud general y peso corporal.

Otros estudios recientes demuestran además que los cambios en las hormonas tiroideas podrían ser una consecuencia, más que la causa del aumento de peso. Los mismos mecanismos que inducen obesidad podrían también estar alterando la regulación de la función tiroidea: a mayor peso corporal, aumentan los niveles de TSH que se normalizan al perder peso.

Es muy peligroso utilizar las hormonas tiroideas cuando no están indicadas o en cantidades excesivas como recurso para perder peso. Puede haber consecuencias negativas, como la pérdida de masa muscular y descalcificación ósea con aumento del riesgo de fracturas, alteraciones cardíacas, arritmias y otros problemas metabólicos, sin pérdida significativa de peso corporal. Además, una vez que el exceso de hormona tiroidea se interrumpe, se vuelve a ganar el peso perdido.

Seguir el tratamiento adecuado del hipotiroidismo, los controles médicos, y un estilo de vida saludable será la manera más eficaz de recuperar y mantener el peso normal.

< Anterior | Siguiente >
Compartir