¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
hormona-estimulante-tiroides
Compartir

¿En qué casos se realiza la prueba de la hormona estimulante de la tiroides?

La prueba de hormona estimulante de la tiroides (TSH, por sus siglas en inglés) es un análisis que sirve para determinar la cantidad de hormona TSH presente en la sangre de un paciente. Esta hormona se produce en la glándula pituitaria y su función es hacer que la tiroides libere hormonas hacia el riego sanguíneo.

Para llevar a cabo la prueba, se obtiene una muestra de sangre. En el mismo análisis el médico puede recomendar que se midan también los niveles de T3 y T4 (hormonas tiroideas). No es necesario prepararse de forma especial antes del análisis, aunque siempre es conveniente que, si el paciente está tomando algún medicamento, consulte con su médico si es posible que los fármacos alteren de alguna forma los resultados de la prueba. En ocasiones, se suspenden de forma muy breve los tratamientos con amiodarona, dopamina, litio, yoduro de potasio, prednisona u otros glucocorticoides.

Motivos para realizar la prueba

El médico pide que se realice el test de TSH en personas con signos o síntomas de alteración en el normal funcionamiento de la glándula tiroides. Puede que sospeche de hipotiroidismo (funcionamiento por debajo del umbral considerado normal) o hipertiroidismo (exceso de actividad de la glándula). La prueba también se realiza después de prescribir un tratamiento, para ver cómo está funcionando y ajustar con precisión las dosis a las necesidades de cada paciente. Además, es un test habitual en mujeres que están planeando un embarazo, ya que la actividad de la tiroides es importante en el desarrollo del feto.

En general, los resultados normales oscilan entre 0,4 y 4,0 mIU/L (unidades milimétricas internacionales presentes por litro), aunque se debate si los valores por encima de 2,5 ya deberían considerarse anormales.

Cuando el resultado está por encima de ese margen, es frecuente que la causa sea hipotiroidismo. Los niveles inferiores a lo normal se asocian con hiperactividad en la tiroides, que puede deberse a enfermedad de Graves, bocio multinodular tóxico o bocio multinodular no tóxico, exceso de yodo en el organismo, una dosis excesivamente alta de medicación tiroidea o consumo excesivo de suplementos nutricionales que contienen hormona tiroidea, algunos medicamentos (glucocorticoides, esteroides, dopamina, algunos fármacos que se emplean en quimioterapia y analgésicos opiáceos como la morfina).

Hay quienes experimentan un cierto dolor durante la extracción de sangre, aunque para otras personas la sensación es más bien de pinchazo. Después de la extracción es posible que aparezca un ligero hematoma, que suele desaparecer al poco tiempo.

< Anterior | Siguiente >
Compartir