¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

5 razones por las que tener en cuenta las enfermedades tiroideas

Las enfermedades de la glándula tiroides afectan a una parte importante de la población. Debido a que algunos de los síntomas pueden ser difusos, muchos pacientes no están diagnosticados.

Este año, con motivo de la Semana Internacional de la Tiroides queremos analizar 5 razones por las que debemos tener en cuenta las enfermedades tiroideas.

  1. Cáncer de tiroides. Según señala la Asociación Española contra el Cáncer (aecc), se considera una patología poco frecuente pues representa el 1% de los tumores encontrados. Su incidencia se ha multiplicado en los últimos 30 años en 2,4 veces, probablemente porque su diagnóstico es más fácil y accesible. El diagnóstico en una etapa inicial favorece un buen pronóstico con un éxito de curación en el 91% de los casos.
  1. La causa más común entre las enfermedades tiroideas es la enfermedad tiroidea autoinmune. Son más frecuentes en las mujeres, quienes constituyen el 75% de personas que padecen este tipo de enfermedades. Aún no está del todo claro el origen de la enfermedad autoinmune aunque se cree que podría estar relacionado con una predisposición genética, con factores medioambientales, con la influencia del embarazo sobre el sistema inmunológico o por los cambios hormonales que la mujer sufre a lo largo de su vida. En cualquier caso se trata de teorías que requieren ser confirmadas.
  1. La disfunción de la glándula tiroides puede afectar a la fertilidad, especialmente de la mujer. Se estima que el 23% de las mujeres adultas hipotiroideas pueden tener ciclos irregulares antes de la menopausia. Dichas alteraciones menstruales son más marcadas cuanto mayor es el grado hipotiroidismo. Aunque existe una asociación entre disfunción tiroidea no tratada y fertilidad, la realidad es que las enfermedades de la tiroides no impiden la posibilidad de lograr un embarazo, pero pueden afectar la salud materna y fetal. Estas complicaciones que se pueden evitar siempre y cuando la disfunción tiroidea se trate de manera precoz y adecuada.
  1. También se asocian a la disfunción tiroidea síntomas psicológicos y alteraciones del estado de ánimo que se deben tener en cuenta a la hora de valorar la enfermedad en su conjunto. Las hormonas tiroideas participan en los procesos cognitivos, por tanto cualquier alteración en su producción podría influir en el estado emocional de las personas. El exceso de hormona tiroidea –hipertiroidismo- se asocia a ansiedad, insomnio, nerviosismo, hiperactividad o agitación mental. Por el contrario el hipotiroidismo puede ocasionar melancolía o incluso depresión, somnolencia, alteraciones de memoria, lentitud mental.
  1. La alimentación es un factor importante a la hora de cuidar la glándula tiroides. La deficiencia de yodo puede derivar en bocio y/o hipotiroidismo, complicaciones en los embarazos y partos y afectación de la salud de sus hijos, por ello desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) se recomienda incorporar a la dieta sal yodada, además de consumir productos ricos en este mineral (pescados, mariscos, lácteos o huevos).  La OMS considera que la yodación universal de la es la estrategia más eficiente para erradicar la deficiencia de yodo.

Nuestra recomendación es acudir al médico habitual si tienes cualquier síntoma que pudiera alertar sobre una posible disfunción tiroidea. El diagnóstico precoz es el mejor cuidado que podemos brindar a nuestra glándula tiroides.

< Anterior | Siguiente >
Compartir