¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Hipotensión como causa del hipotiroidismo.
Compartir

¿Cuáles son los riesgos y consecuencias de la punción tiroidea o PAAF?

La aparición de nódulos o bultos presentes en la glándula tiroides es un fenómeno relativamente habitual. Se calcula que pueden afectar al 50% de la población. Los nódulos suelen ser benignos, pero deben ser evaluados por un especialista.

 

La prueba que se emplea es un procedimiento bastante sencillo que se conoce como ‘punción-aspiración con aguja fina’ (PAAF), mediante la cual se extrae tejido para su posterior análisis en el laboratorio.

 

En función de los resultados de esta prueba, el médico tomará una decisión sobre el tratamiento más adecuado. Su utilización, cada vez más frecuente, ha supuesto un ahorro –económico y en molestias para los pacientes- en cuanto a pruebas y procedimientos médicos innecesarios. Por ejemplo, ha reducido a la mitad las cirugías de tiroides.

 

Después de la PAAF

 

Es relativamente frecuente experimentar

  • Cierto dolor
  • Inflamación
  • Un pequeño hematoma

 

El dolor y la inflamación deberían ser mínimos cuando han pasado 48 horas. Hasta entonces, el médico podría recomendar algún medicamento para aliviarlos.

 

Es importante evitar la actividad física intensa, particularmente tareas que impliquen doblarse, levantar peso o realizar movimientos a una altura superior a la de la cabeza (como tender ropa), ya que todas estas acciones pueden incrementar las probabilidades de hemorragia.

 

Menos frecuente es que el paciente experimente

  • Dolor severo
  • Inflamación general de todo el cuello
  • Cambios en la voz
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para tragar

Si se presenta alguno de estos síntomas, póngase en contacto con el equipo médico que practicó la punción, o con el centro donde se llevó a cabo el procedimiento. Si tiene dificultad para respirar después de la punción de tiroides, acuda inmediatamente al servicio de urgencias más próximo. 

Riesgos asociados a la punción tiroidea

La punción de tiroides es un procedimiento que se considera muy seguro, con riesgos mínimos para la mayor parte de los pacientes, principalmente porque la aguja que se emplea para extraer el tejido que después se analizará en el laboratorio es diminuta.

En general, hay dos riesgos razonablemente frecuentes que el paciente debe conocer:

  1. El más habitual es un diagnóstico incierto. Incluso después del análisis en el laboratorio, es posible que el equipo de patología no llegue a un diagnóstico definitivo. Esto sucede en el 20 por ciento de los casos.
  2. El segundo es la hemorragia en el lugar de la punción de tiroides. Esto sucede en uno de cada diez pacientes aproximadamente. Suele producir dolor localizado, y una cierta hinchazón. El uso de analgésicos suele ser suficiente para aliviarlo, y en dos días suele remitir.

La hemorragia mayor, suficiente para causar compresión en las vías respiratorias y causar dificultad en la respiración, es una complicación muy rara (se da en menos de uno de cada cien pacientes). Debe acudir al hospital inmediatamente si se presenta esta dificultad, y quizá sea necesario intervenir quirúrgicamente para detener la hemorragia, aunque esto también es muy raro.

Otras complicaciones muy raras de la punción de tiroides o PAAF:

  • Inflamación general de la glándula tiroides o de la zona del cuello, sin que se presenten dolor ni hemorragia.
  • Cambios en la voz (ronquera). Este síntoma puede ser resultado de un daño temporal en alguno de los tejidos nerviosos que se encuentran próximos a la tiroides. Generalmente, los cambios en la voz remiten cuando han pasado unas semanas –pueden ser meses- a medida que las fibras nerviosas se recuperan.
  • Dificultad para tragar.
  • Alteraciones temporales de la función tiroidea. En muy pocos casos, la función de la tiroides se incrementa (hipertiroidismo) después de practicar al paciente una punción tiroidea o PAAF. Se cree que esto se debe a una estimulación de la actividad de la glándula durante el procedimiento. El paciente puede experimentar un aumento de la sudoración, aceleración del pulso o “palpitaciones” en el pecho.

Si experimenta alguna de estas complicaciones, acuda al médico.

 

FUENTES

SA Polyzos y D anastasilak. Rare potential complications of thyroid fine needle biopsy. Hippokratia. 2011 Apr-Jun; 15(2): 116–119.

Inside Radiology. The Royal Australian and New Zealand College of Radiologists (RANZCR). Interventional Radiology. Thyroid fine needle aspiration (FNA)

 

< Anterior | Siguiente >
Compartir