¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Los posibles síntomas de bocio en los niños.
Compartir

¿Cómo puedo detectar los síntomas del bocio en niños?

Las enfermedades tiroideas son un tipo de dolencias relativamente frecuente en niños. Se calcula que pueden afectan a un 3,7% de pacientes en edad escolar, y su forma de presentación habitual es el bocio.

Con diferencia, la causa más frecuente del bocio es una enfermedad autoinmune, aunque otra causa que se identifica en muchos casos es el bocio coloide. Esta condición se caracteriza porque la glándula tiroides no produce suficientes hormonas, y aumenta su tamaño para compensar esta deficiencia.

El aumento en el tamaño de la tiroides es diferente en cada persona. En la mayoría de los casos, no suele presentar problemas. Cuando es más severa, los síntomas que provoca pueden incluir:

  • Tos
  • Sensación de opresión en la garganta
  • Cambios en la voz (ronquera, por ejemplo)
  • Dificultad al tragar (disfagia)
  • Dificultad para respirar- en ocasiones se manifiesta con un sonido agudo al respirar, similar a un pitido (sibilancia)

 

Tanto niños como adolescentes pueden padecer enfermedades de la tiroides, con una prevalencia estimada de casi el 4% según estudios recientes. El hecho de que no siempre presente síntomas (ni de exceso de hormonas tiroideas ni de falta de las mismas) hace que el diagnóstico pueda retrasarse semanas, o incluso meses.

La observación más frecuente en estos casos suele ser un aumento difuso (sin “bultos”) de la glándula tiroides. La tiroides tiene forma de mariposa, y suele ocurrir que el “ala” (lóbulo) derecho de la glándula es mayor que el izquierdo.

Un mecanismo habitual que explica el aumento en el tamaño de la glándula es un incremento de la hormona estimulante de la tiroides –también conocida por las siglas TSH- que segrega la hipófisis o glándula pituitaria, o bien por anticuerpos que se unen al receptor de TSH. Esos anticuerpos pueden ser las inmunoglobulinas estimulantes de la tiroides (TSI), típicas de la enfermedad de Graves, una causa de hipertiroidismo.

La inflamación puede causar un aumento difuso y simétrico de la tiroides, aunque también puede presentarse con asimetría o en forma de nódulos. El proceso inflamatorio más típico de esta situación es la tiroiditis de tipo autoinmune.

 

La enfermedad tiroidea en niños puede presentarse en tres circunstancias:

  1. Eutiroidismo (niveles normales de hormonas tiroideas)
  2. Hipotiroidismo (niveles bajos de hormonas tiroideas)
  3. Hipertiroidismo (niveles elevados de hormonas tiroideas)

 

En fases precoces, la glándula suele estar suave y blanda al tacto. Más adelante evoluciona hacia una forma granulosa o incluso en bultos similares a múltiples guijarros. En este punto es dura al tacto y su forma irregular.

La mayor parte de los pacientes pediátricos son eutiroides en el momento del diagnóstico, mientras que el hipotiroidismo se observa en 3-13% de los pacientes (con los síntomas típicos):

  • Síntomas (experimentados por los pacientes)
    • Afectación del crecimiento
    • Retraso de la pubertad
    • Rasgos hinchados
    • Inflamación del cuello
    • Intolerancia al frío
    • Estreñimiento
    • Piel seca
    • Cabello frágil
    • Fatiga
    • Declive del rendimiento académico

 

  • Signos (observados por el médico)
    • Baja estatura
    • Sobrepeso
    • Retraso del desarrollo sexual secundario
    • Facies mixedematosa (expresión facial lánguida y sequedad de la piel del rostro)
    • Bocio
    • Bradicardia (ritmo cardiaco por debajo de lo normal)
    • Reducción de la presión del pulso
    • Fragilidad del cabello
    • Retraso en la relajación del reflejo tendinoso profundo

 

Entre el 3% y el 35% de los pacientes –según las diferentes poblaciones y los estudios realizados al respecto, tienen niveles elevados de TSH y niveles normales de T4, un estado que se conoce como hipotiroidismo subclínico o hipotiroidismo compensado.

En raras ocasiones, los niños padecen una forma transitoria de tirotoxicosis con supresión de TSH, y niveles elevados de T3 y T4 en sangre. Esta situación clínica se denomina tiroiditis tóxica o Hashitoxicosis.

 

Síntomas y signos de enfermedad de Graves en adolescentes

  • Síntomas
    • Nerviosismo
    • Incremento del apetito
    • Pérdida de peso
    • Aumento de la sudoración
    • Hiperactividad
    • Palpitaciones
    • Intolerancia al calor
    • Afectación del descanso nocturno
    • Fatiga
    • Cefalea
    • Diarrea

 

  • Signos
    • Bocio
    • Taquicardia
    • Aumento en la presión del pulso
    • Temblores
    • Exoftalmos
    • Soplo cardiaco

 

El médico designará el mejor plan de tratamiento en función del diagnóstico de hipotiroidismo, hipertiroidismo o hipotiroidismo subclínico.

 

FUENTES

Sarha Muihead. Diagnostic approach to goitre in children. Paediatr Child Health. 2001 Apr; 6(4): 195–199.

NHS Choices. Información para pacientes del Sistema Nacional de Salud de Reino Unido (NHS). Goitre.

 

< Anterior | Siguiente >
Compartir