¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Niños
Compartir

¿Cómo puedo reconocer los síntomas de cáncer de tiroides avanzado?

El cáncer de tiroides es un tipo de cáncer poco frecuente que afecta a la glándula tiroides, situada en la base del cuello por su parte frontal y con forma de mariposa. En ella se producen hormonas fundamentales para el correcto funcionamiento de numerosas partes del organismo.

El síntoma más habitual de cáncer de tiroides es un nódulo (bulto) o inflamación sin sensación de dolor en el cuello.

Las sociedades científicas y los expertos en general suelen hacer hincapié en la idea de que, aunque una persona note un nódulo en el cuello, eso no significa que tenga cáncer de tiroides. De hecho, se estima que 1 de cada 20 nódulos tiroideos son tumores benignos.

El diagnóstico

  • Los análisis de sangre no suelen ser útiles para detectar el cáncer de tiroides, ya que es relativamente frecuente que los niveles de hormonas sean normales (eutiroidismo) aunque la persona lo padezca.
  • Lo más habitual es que el nódulo sea detectado por el médico en un reconocimiento físico.
  • Otra forma de descubrirlos es que aparezcan en otras pruebas de imagen realizadas por un motivo no relacionado que muestran la anatomía del cuello.
  • En ocasiones, los propios pacientes advierten la presencia de un bulto en el cuello.
  • La determinación de si un nódulo es maligno o no requiere una biopsia de una muestra de tejido que se extrae con una aguja muy fina en un procedimiento que se conoce por el acrónimo PAAF.

Es importante recordar que el cáncer de tiroides rara vez produce síntomas, y que el menor modo de averiguar si un nódulo puede presentar problemas es asegurarse de que el médico examina su cuello en las revisiones habituales.

Síntomas

En fases precoces, el cáncer de tiroides rara vez provoca síntomas. El más típico es un bulto o inflamación en la parte frontal del cuello, normalmente sin dolor.

Es posible que se inflamen los nódulos linfáticos del cuello (pequeñas glándulas que forman parte del sistema linfático y ayudan a combatir las infecciones)

En fases avanzadas, pueden presentarse:

  • Ronquera sin causa aparente que no remite al cabo de semanas
  • Dolor de garganta o dificultad al tragar que no mejoran
  • Dolor en el cuello

Una persona que experimenta una inflamación o bulto en el cuello debe acudir al médico. Aunque hay pocas probabilidades de que sea cáncer, es importante que se valore el caso. La mayor parte de los casos se deben a condiciones no relacionadas con el cáncer.

< Anterior | Siguiente >
Compartir