¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

Cáncer de Tiroides: Síntomas de la enfermedad en Hombres

El cáncer de tiroides es más común en mujeres que en hombres. Por incidencia, es el más frecuente de los cánceres del sistema endocrino, y el séptimo cáncer más diagnosticado en mujeres, mientras que en los varones ni siquiera figura entre los 15 tipos de cáncer más comunes.  No obstante, también está aumentando su incidencia entre la población masculina.

En los varones, el cáncer de tiroides suele tener peor pronóstico que en las mujeres. Este fenómeno está tan consolidado que las escalas de riesgo tienen en cuenta el sexo de los pacientes. En la escala AMES (edad, metástasis, extensión y tamaño, por sus iniciales en inglés), que divide a los pacientes en casos de bajo o alto riesgo según esos cuatro criterios, los hombres se consideran pacientes de alto riesgo –sin que haya metástasis en puntos del organismo “lejanos” de la tiroides- diez años antes que las mujeres: al llegar a los 41.  El sistema de la Organización Europea para la Investigación del Cáncer también tiene en cuenta el sexo de los pacientes a la hora de evaluar si su pronóstico será favorable o no.

Evolución del cáncer según el sexo del paciente

Cuando se estudian tipos de cáncer que afectan a órganos diferentes en hombres y mujeres, es fácil ver el origen de las diferencias entre unos casos y otros. No obstante, cuando se trata de órganos que comparten ambos sexos, es más difícil explicar por qué unos y otros parecen evolucionar de forma diferente. Por ejemplo, se ha visto que también hay disparidad entre sexos en cáncer de pulmón y de hígado.

Se ha descartado que haya diferencias en el riesgo de cáncer de tiroides por exposición a la radiación para hombres y mujeres. Respecto a los factores nutricionales, como la ingesta de yodo en la dieta, hay muchos trabajos al respecto, pero ninguno ha establecido claramente que los hombres y las mujeres respondan de forma diferente a los patrones de alimentación que guardan relación con el cáncer de tiroides.

En otros tipos de cáncer, como el de mama (que también se da en hombres), se ha visto que las hormonas sexuales afectan al desarrollo de los tumores. En el caso del cáncer de tiroides, algunos experimentos realizados en laboratorio –no se trata de observaciones en pacientes- sugieren que el estrógeno podría ser un factor que influye en la evolución del carcinoma papilar de tiroides, y eso podría explicar en parte las diferencias entre la evolución de la enfermedad entre sexos. Además, se ha planteado como una posible línea de investigación para identificar nuevos tratamientos.

La importancia de la detección precoz

Algunos estudios han sugerido que los casos de cáncer de tiroides suelen detectarse en fases más avanzadas entre los hombres. En un estudio de pacientes diagnosticados y tratados en Nueva York, se vio que los tumores de gran tamaño son más frecuentes en pacientes varones: Menos del 60% de los hombres incluidos en el estudio tenían tumores por debajo de los 5 centímetros, mientras que en las mujeres el 80% de los tumores medían menos de 5 centímetros. Los autores de este estudio también sugerían que, como los pacientes varones tenían una edad media superior a la del grupo de mujeres, eso podría tener que ver con las tasas de supervivencia, que eran menores para ellos. También se ha visto que entre las pacientes es más frecuente que los tumores estén limitados a la glándula tiroides, mientras que en los varones había una proporción mayor de casos en los que el cáncer había llegado a los ganglios linfáticos.

Se ha razonado que al diagnosticarse y comenzar el tratamiento más tarde, el éxito de las terapias ha sido menor en los varones. Por ese motivo, se ha recomendado realizar pruebas de cribado para que la enfermedad pueda tratarse antes y así se obtengan mejores resultados terapéuticos.

En una revisión de las investigaciones en la materia se ha visto que la disparidad en cuanto a la incidencia, la agresividad y el pronóstico del cáncer entre hombres y mujeres existe, pero no se conocen bien los mecanismos que explican estas diferencias. La previsión de los expertos es que, puesto que el número de casos de cáncer de tiroides está aumentando, esas diferencias serán aún más patentes en el futuro.

< Anterior | Siguiente >
Compartir