¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Mujer en el campo: tiroides y ciclo menstrual
Compartir

Tiroides y el ciclo menstrual: ¿son normales las alteraciones del mismo?

Las hormonas tiroideas desempeñan un papel importante en el normal funcionamiento de los mecanismos reproductivos. Por lo tanto, las alteraciones tiroideas tienen efectos en el ciclo menstrual, y éste puede ser un indicio de que algo no funciona bien en la tiroides.

En la mayor parte de los libros de texto que tratan sobre hipotiroidismo se menciona el hecho de que este trastorno puede tener como resultado una alteración de la duración del ciclo menstrual (aumentada) y de la cantidad de sangrado (también mayor). También se ha apuntado que este tipo de irregularidades son más frecuentes cuando el hipotiroidismo es más severo.

Por otro lado, en el hipertiroidismo, los niveles excesivos de hormonas tiroideas tienen efectos diferentes, con periodos más cortos, más separados entre sí y sangrados menos profusos.

La función tiroidea afecta a los siguientes procesos:

  • Ciclo menstrual
  • Fertilidad
  • Embarazo
  • Pubertad (precoz o tardía)

La disfunción tiroidea se ha asociado con las siguientes alteraciones menstruales:

  • Oligomenorrea (menstruación poco frecuente)
  • Amenorrea (ausencia de menstruación)
  • Menorragia (menstruación abundante)

Además, se ha observado que las mujeres con hipotiroidismo pueden ser más propensas a los abortos espontáneos, una apreciación documentada en diversos estudios, incluso en mujeres que tenían función tiroidea normal antes de quedarse embarazadas.

Por estos motivos, se ha sugerido que es recomendable llevar a cabo análisis de la función tiroidea en aquellas mujeres que experimenten ciclos menstruales anormales, y tratar con levotiroxina a las embarazadas con enfermedad tiroidea en las primeras fases de la gestación.

Puesto que las enfermedades de la tiroides son trastornos endocrinos frecuentes en mujeres en edad fértil, algunos expertos sugieren que la primera prueba a la que debe someterse una mujer que tiene dificultades para quedarse embarazada es una prueba de función tiroidea, sobre todo si existen antecedentes familiares de este tipo de enfermedad.

Tratar la disfunción tiroidea puede devolver a la normalidad los ciclos y mejorar la fertilidad.

En mujeres infértiles, la prevalencia de enfermedad tiroidea autoinmune es significativamente mayor que entre las mujeres sanas. Tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo se asocian con menor fertilidad.

Mecanismos por los que la enfermedad tiroidea provoca alteraciones de la menstruación

  • Los folículos no reciben suficiente hormona tiroidea para desarrollarse y ovular
  • El hipotiroidismo está asociado a niveles elevados de estrógeno
  • La función tiroidea irregular puede ir acompañada de desajustes en los factores de coagulación

Hay estimaciones que cifran la proporción de mujeres mayores de 60 años afectadas por hipotiroidismo subclínico en el 20%.

< Anterior | Siguiente >
Compartir