¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Habitación de hospital
Compartir

¿Cómo se detecta la tiroiditis autoinmune y en que afecta al paciente?

La tiroiditis autoinmune también se conoce como:

  • Enfermedad de Hashimoto
  • Tiroiditis de Hashimoto
  • Tiroiditis linfocitaria crónica
  • Tiroiditis crónica autoinmune
  • Estruma linfomatoso

Se trata de una inflamación de la glándula tiroides que no tiene su origen en una infección. La tiroiditis autoinmune es una enfermedad provocada por una reacción del organismo a sus propios tejidos como si se tratara de sustancias extrañas.

En sus fases iniciales pasa desapercibida, con un aumento gradual del tamaño de la glándula (ese aumento de tamaño se conoce como bocio) y un descenso también gradual en la producción de hormonas tiroideas.

Hallazgos clínicos habituales:

  • Aumento simétrico en el tamaño de la tiroides al palpar
  • Presencia de glóbulos blancos (linfocitos) en un análisis del tejido de la tiroides
  • Crecimiento excesivo (hiperplasia) del tejido de la tiroides

Signos y síntomas de hipotiroidismo

  • En fases iniciales (poco específicos)
    • Fatiga
    • Estreñimiento
    • Sequedad en la piel
    • Aumento de peso
  • En fases más avanzadas
    • Intolerancia al frío
    • Roquera y síntomas de presión en el cuello
    • Pérdida de energía
    • Descenso de la sudoración
    • Demencia, depresión y otras alteraciones de la salud mental
    • Dolor muscular y articular
    • Pérdida de cabello
    • Alteraciones del ciclo menstrual
    • Apnea del sueño y somnolencia diurna

 

Las mujeres son entre cinco y ocho veces más propensas que los hombres a desarrollar tiroiditis autoinmune, sobre todo a medida que cumplen años. No obstante, también se presenta en varones y en niños.

Además, hay una predisposición genética a padecer esta enfermedad, a la cual puede contribuir también la ingesta de yodo.

No existe un tratamiento para la enfermedad en sí, pero se compensa la falta de hormonas (normalmente, de tiroxina). Esta estrategia logra revertir los síntomas, incluido el bocio. Es un tratamiento sencillo y eficaz.

Las personas que reciben terapia para el hipotiroidismo por enfermedad de Hashimoto suelen realizar visitas periódicas a la consulta del médico para asegurarse de que están recibiendo la dosis adecuada. Con el paso del tiempo, puede ser necesario ajustar la cantidad de medicamento que usted recibe.

Es relativamente frecuente que en una misma familia la predisposición genética se manifieste con enfermedades diferentes dentro de los trastornos autoinmunes. Otras enfermedades que pueden haber sido diagnosticadas en personas de una misma familia en la que hay miembros con tiroiditis autoinmune pueden ser:

  • Enfermedad de Graves
  • Lupus
  • Diabetes
  • Celiaquía

Los expertos no han logrado determinar aún cuáles son las causas concretas de la tiroiditis autoinmune. Entre las teorías que se han planteado, está la idea de que un virus o una bacteria pueden desencadenarla.

No obstante, la observación de la población de pacientes sí ha permitido establecer cuáles son los factores de riesgo:

  • Sexo-Las mujeres son más proclives a desarrollar tiroiditis de Hashimoto.
  • Edad-Aunque puede presentarse en cualquier momento de la vida, el riesgo es mayor cuando se alcanza la mediana edad.
  • Antecedentes familiares- Una persona tiene mayor riesgo de desarrollar tiroiditis autoinmune si hay otro miembro de la familia al cual se ha diagnosticado enfermedad tiroidea o bien otra enfermedad de origen autoinmune.
  • Enfermedades autoinmunes- Si le han diagnosticado una enfermedad autoinmune (artritis reumatoide, diabetes tipo 1 l lupus, por ejemplo), tiene mayor riesgo de desarrollar tiroiditis de Hashimoto.
  • Radiación- Las personas expuestas a niveles excesivos de radiación son más propensas a desarrollar tiroiditis autoinmune.

 

Complicaciones

Cuando no se trata, el hipotiroidismo de origen autoinmune puede desencadenar una serie de problemas de salud:

  • Bocio- La estimulación constante de la tiroides para que libere más hormonas puede hacer que ésta aumente de tamaño. Esa condición se conoce como bocio. Aunque es frecuente que no resulte molesto, el bocio puede afectar a su aspecto e incluso hacer difícil la deglución y la respiración.
  • Problemas cardiacos- La tiroiditis autoinmune se ha asociado con un incremento del riesgo de enfermedad cardiaca, principalmente porque los niveles elevados de colesterol ligado a proteínas de baja densidad (LDL, o ‘colesterol malo’) pueden presentarse en las personas con hipotiroidismo. Si no se trata, el hipotiroidismo puede hacer que aumente el tamaño del corazón y contribuir a la insuficiencia cardiaca.
  • Problemas de salud mental- La depresión es una enfermedad que puede presentarse incluso en fases iniciales de tiroiditis autoinmune y puede agravarse con el paso del tiempo. También se ha asociado la enfermedad de Hashimoto con descenso del deseo sexual (libido) y una afectación de las funciones mentales.
  • Mixedema- Es una condición rara, pero muy seria, que puede presentarse en el hipotiroidismo a largo plazo cuando no se trata. Entre sus signos y síntomas están una sensación de letargo profundo y pérdida de la consciencia. Requiere tratamiento médico urgente.
  • Defectos congénitos- Los bebés nacidos de mujeres con hipotiroidismo no tratado por enfermedad de Hashimoto tienen mayor riesgo de defectos congénitos que los nacidos de madres santas. Los médicos saben hace tiempo que estos niños pueden sufrir problemas de desarrollo y dificultades intelectuales. Además, se ha establecido una relación entre la tiroiditis autoinmune durante el embarazo y los problemas de corazón, cerebro y riñón de los bebés. Si está usted planeando quedarse embarazada o ya lo está, asegúrese de que el médico controla sus niveles de hormonas tiroideas.
< Anterior | Siguiente >
Compartir