¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Cribado neonatal
Compartir

¿Cuáles son los valores normales de la TSH en el cribado neonatal?

El hipotiroidismo congénito consiste en un funcionamiento defectuoso de la glándula tiroides. Es una condición que puede causar problemas en el desarrollo del cerebro, a menos que se inicie el tratamiento de forma inmediata. Se trata de una enfermedad que en su forma más típica es crónica, es decir, se padece de por vida. Para detectarla se miden los valores de TSH neonatal. La mayor parte de los niños con hipotiroidismo congénito no muestra síntomas evidentes al nacer, probablemente por efecto de las hormonas tiroideas presentes en la placenta de la madre, pero sus valores de la hormona TSH (hormona estimulante de la tiroides) no son normales.

 

En los últimos años, el conocimiento del hipotiroidismo congénito ha avanzado rápidamente. Se han puesto en marcha programas para la detección precoz de la enfermedad con la prueba de valores de TSH neonatal y se ha mejorado el acceso a los tratamientos precoces para corregir la falta de hormonas en estos niños, lo cual mejora su desarrollo neurológico e intelectual.

 

En Europa, la prueba para el cribado neonatal se basa en el análisis de la hormona TSH. El punto de corte del valor normal de total TSH en sangre, que anteriormente era de 20 μU/ml, se ha modificado, debido a la experiencia adquirida en este campo y a la mayor sensibilidad de las técnicas empleadas para comprobar los valores normales de TSH neonatal, hasta 10 μU/ml.

 

Se ha visto que en la primera media hora de vida se produce un pico de TSH, probablemente relacionado con el estrés del parto y la exposición a temperaturas frías comparadas con el entorno en el cual el feto se ha desarrollado. En ese punto los valores de TSH pueden alcanzar niveles de 70 μU/ml, mantenidos en las horas siguientes, pero que remiten rápidamente al umbral por debajo de los 10 μU/ml en los tres primeros días tras el nacimiento.

 

Al margen del periodo neonatal, los valores normales de TSH suelen estar por debajo de 6 μU/ml.

 

El cribado

 

Existen tres estrategias para la detección del hipotiroidismo congénito:

 

  1. Medición de los valores de TSH neonatal con prueba complementaria de tiroxina.
  2. Medición inicial de tiroxina con prueba complementaria de TSH.
  3. Medición simultánea de tiroxina y TSH.

 

La prueba se lleva a cabo cuando el bebé tiene entre dos y cuatro días. Si no fuera posible, entonces debe practicarse antes de que reciba el alta o dentro de la primera semana de vida.

 

Resultados y diagnóstico

 

Los resultados de la prueba con valores de TSH neonatal que se salen de los márgenes establecidos deben comunicarse de forma inmediata al equipo médico responsable del bebé para establecer pruebas de seguimiento. Dado el potencial de errores existente, deberán analizarse los niveles de tiroxina libre y TSH al margen de los resultados de la primera prueba si el niño presenta síntomas o signos clínicos que hacen sospechar de hipotiroidismo.

 

Tiroxina baja, TSH elevada (hipotiroidismo primario) – Todos los bebés con niveles bajos de tiroxina y valores de TSH por encima de 40 μU/ml se consideran afectados por hipotiroidismo, condición que debe confirmarse de forma inmediata con pruebas adicionales. El tratamiento debe iniciarse tan pronto como se realicen las pruebas de confirmación, sin esperar al resultado.

Si los valores de TSH neonatal son ligeramente altos, pero por debajo de 40 μU/ml, se llevará a cabo una segunda prueba de cribado con una muestra nueva.

 

Tiroxina normal, TSH elevada (hipertirotropinemia)- Puede ser transitoria y es particularmente frecuente entre niños con síndrome de Down. Deben repetirse las pruebas y, si de forma repetida, la TSH está por encima de 10 al cabo de dos semanas, se considera necesario tratar.

 

Tiroxina baja y TSH normal- Puede indicar insuficiencia tiroidea, es más común en niños prematuros. Una de las causas suele ser la falta de madurez de la hipófisis (que regula la actividad de la tiroides).

 

Tiroxina baja y elevación tardía de la TSH- Típica de niños con bajo peso al nacer o aquellos con enfermedades críticas.

 

Elevación transitoria de la TSH- La repetición de las pruebas arroja en estos casos resultados con valores normales de TSH.

 

En cuanto al manejo, las guías terapéuticas de las sociedades científicas indican que todos los niños con tiroxina baja y TSH por encima de los valores normales deben considerarse pacientes con hipotiroidismo congénito hasta que se demuestre lo contrario. Deben recibir atención médica inmediata, y se recomienda consultar con un endocrinólogo especializado en pediatría.

 

 

FUENTES

 

Liz Smith. Updated AAP Guidelines on Newborn Screening and Therapy for Congenital Hypothyroidism. Am Fam Physician. 2007 Aug 1;76(3):439-444.

Garriga MJ, et al. Valores normales de TSH en el cribado neonatal del hipotiroidismo congénito en nacimientos gemelares. Anales de Pediatría 2006; 65 (2): 93-194

Medscape. Drugs & Diseases. Pediatrics. General Medicine. Pediatric Hypothyroidism Workup

 

 

< Anterior | Siguiente >
Compartir