Consejos a un paciente recién diagnosticado de hipertiroidismo

Con el diagnóstico de hipertiroidismo, el médico recomendará tratamientos que serán diferentes según el origen de la enfermedad y la edad de cada paciente.

Como se comentó antes, en las zonas del planeta donde no se han tomado suficientes medidas sanitarias para erradicar la deficiencia de yodo es mayor la frecuencia de bocio, es decir que la tiroides tiende a aumentar de tamaño. Cuando la deficiencia de yodo dura muchos años predispone a que la tiroides forme nódulos, de crecimiento lento, que pueden funcionar sin el control de la hipófisis (autonomía tiroidea) y son causa de hipertiroidismo (bocio nodular o multinodular tóxico). Como la aparición del hipertiroidismo, en este caso es muy lenta y gradual, se diagnostica en general en personas de mayor edad, quienes tienen mayor predisposición para desarrollar arritmias cardíacas. El único tratamiento efectivo es el definitivo, que consiste en eliminar los nódulos  con cirugía o con yodo radiactivo.

Sigue leyendo

Epidemiología del hipertiroidismo

 

La tirotoxicosis es un estado producido por el aumento de las hormonas tiroideas. Cuando el origen de la tirotoxicosis es una disfunción de la glándula tiroides se denomina hipertiroidismo. Su característica principal consiste en una tiroides más activa de lo normal, lo cual implica una aceleración del metabolismo corporal y en consecuencia de todos sus órganos.

La prevalencia de esta enfermedad es mayor en mujeres con un 2% que en hombres, un 0,2%. Y aumenta con la edad. En la población geriátrica el hipertiroidismo subclínico puede llegar al 4,6%.

Afecta hasta cinco veces más al sexo femenino, excepto antes de los 8 años de edad, en que la frecuencia se iguala. A partir de los 45 años es donde comienza a aumentar la incidencia de casos en la mujer.

Sigue leyendo

Bocio: una de las alteraciones de la glándula tiroides más conocidas

Una de las alteraciones de la glándula tiroides más conocidas popularmente es el bocio. Su característica principal es una glándula tiroides aumentada de tamaño,  detectable a simple vista.  El bocio puede ser la manifestación de una amplia  variedad de enfermedades que afectan a la glándula tiroidea.

Las enfermedades que producen bocio pueden alterar la función tiroidea  –produciendo hipertiroidismo o hipotiroidismo– o por el contrario la función tiroidea puede no verse afectada. Suelen ser procesos benignos aunque en algunos casos la salud de la persona que lo padece puede verse comprometida.

En función de cómo afecte a la glándula tiroides podemos encontrar dos tipos de bocio:

  • Bocio difuso: cuando la tiroides se agranda de forma uniforme.
  • Bocio nodular o multinodular: Cuando el aumento es irregular en forma de uno o más nódulos.

Sigue leyendo

¿Qué debe saber un paciente recién diagnosticado de problemas tiroideos?

Con el diagnóstico de hipotiroidismo o de hipertiroidismo, los pasos a seguir serán diferentes según las causas y la edad de cada paciente. Porque no es lo mismo el hipotiroidismo por enfermedades de la hipófisis que la enfermedad de Hashimoto, te invitamos a leer las siguientes líneas:

  • El hipotiroidismo más frecuente es el de la tiroiditis crónica autoinmune o enfermedad de Hashimoto: una inflamación de la tiroides, donde los anticuerpos la destruyen lentamente. Sigue leyendo