¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

Bulto en el cuello: causas y tipos

Los bultos en el cuello que aparecen tras un traumatismo o el desarrollo de una actividad intensa en esa zona del cuerpo son probablemente una lesión en los tejidos sin mayor importancia. Por otra parte, hay bultos en el cuello, muchas veces sin dolor, que tienen una consistencia dura o cuyo tamaño aumenta. Según su tamaño, pueden ser más problemáticos, llegando a afectar a la capacidad de hablar (con alteraciones como ronquera) o tragar. 

Cuando un bulto en el cuello sin dolor está situado a los lados, la causa más frecuente es la inflamación de los nódulos o ganglios linfáticos. En estos casos es relativamente habitual que haya una infección en una zona próxima, como un resfriado común, pero los nódulos linfáticos pueden estar a su vez infectados, o reaccionando a una infección que se localiza en otra parte del organismo. 

El cáncer también puede hacer que aumente el tamaño de los ganglios o nódulos linfáticos, aunque este es un fenómeno mucho más raro que los bultos en el cuello asociados a infecciones.

En algunos casos, el mismo tipo de bulto en el cuello puede causar dolor o no hacerlo simplemente en función de su tamaño y de si afecta a las estructuras próximas. Por ese motivo, es posible que los nódulos tiroideos inflamados, entre otros, cursen con dolor o sin dolor.

Ante la presencia de bultos en el cuello, del tipo que sean, lo mejor que puede hacerse es acudir al médico.

Causas de un bulto en el cuello doloroso 

  • Nódulos en la glándula tiroides (el tamaño de la tiroides aumenta en los puntos en los cuales se encuentran los nódulos -bocio multinodular-)
  • Bocio (aumento homogéneo del tamaño de la tiroides)
  • Mononucleosis infecciosa
  • Quiste branquial (el bulto en el cuello es doloroso si hay infección)
  • Tonsilitis
  • Cáncer de tiroides
  • Paperas 
  • Faringitis bacteriana
  • Cáncer de garganta
  • Lipoma (si crece y afecta a tejido nervioso colindante el bulto es doloroso)

Causas de un bulto en el cuello sin dolor 

  • Nódulos en la glándula tiroides
  • Bocio
  • Enfermedad de Hodgkin 
  • Linfoma no-Hodgkin
  • Quiste branquial (bulto en el cuello sin dolor si no hay infección)
  • Inflamación de los nódulos linfáticos por infección:
    • En los oídos
    • En las fosas nasales
    • En la garganta
    • Infecciones dentales
    • Otras partes del organismo
  • Lipoma (si no crece ni afecta a tejido nervioso que se encuentra próximo)

Bulto en el cuello sin dolor y problemas de tiroides 

Los bultos en el cuello causados por nódulos tiroideos no suelen ser problemas de salud serios. Muchas veces ni siquiera provocan síntomas, ya que en términos generales estos bultos en el cuello se producen sin dolor. Solo un pequeño porcentaje de esos nódulos son cancerosos, según han demostrado numerosas investigaciones en este campo.

Es bastante frecuente que la persona no sepa que tiene nódulos en la tiroides hasta que el médico los encuentra durante un reconocimiento rutinario, ya que los bultos en el cuello pueden ser inapreciables. También hay muchos casos que se presentan cuando el paciente se somete a una prueba de imagen en la zona del cuello, por otro motivo, y los nódulos tiroideos aparecen en los resultados. Muchos de ellos nunca crecen lo suficiente para ser visibles, mucho menos para crear dificultadas al tragar o al respirar. 

Si el nódulo produce hormonas tiroideas sus niveles en el organismo subirán por encima de los umbrales considerados normales. El paciente puede experimentar síntomas de hipertiroidismo

  • Pérdida de peso
  • Aumento de la sudoración 
  • Temblores
  • Nerviosismo
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Debilidad muscular
  • Alteración de la tasa cardiaca (ritmo de los latidos del corazón)

Consulta al médico si se presenta alguno de esos síntomas, o si sospechas que la glándula tiroides no produce suficientes hormonas (hipotiroidismo), que puede provocar los siguientes síntomas:

  • Sensación de frío 
  • Fatiga
  • Sequedad de la piel
  • Alteraciones de la memoria
  • Depresión 
  • Estreñimiento

Para tratar los bultos en el cuello sin dolor por nódulos tiroideos hay que determinar la causa del nódulo:

  • Crecimiento excesivo de tejido tiroideo normal (adenoma tiroideo)
  • Quiste tiroideo
  • Inflamación crónica de la glándula tiroides por enfermedad de Hashimoto, asociada a hipotiroidismo. Es una enfermedad autoinmune.
  • Bocio multinodular, que se refiere al aumento de tamaño de la tiroides, y puede ser causado por déficit de yodo o alguna enfermedad de la tiroides. 
  • Cáncer de tiroides. 

Es relativamente frecuente que el cáncer de tiroides se manifieste con un bulto en el cuello sin dolor. No obstante, los bultos en el cuello son relativamente frecuentes y lo más normal es que su causa sea una enfermedad leve o fácilmente tratable. Se calcula que únicamente uno de cada 20 bultos en el cuello guarda alguna relación con el cáncer.

Los signos de alerta son:

  • Que el bulto tenga una consistencia firme
  • Que no se mueva con facilidad bajo la piel
  • Que su tamaño aumente

Acude al médico si tienes un bulto en el cuello, con dolor o sin dolor. Es importante que se examine y se trate.

Si tienes algún síntoma que hace que te preocupe la salud de tu tiroides debes acudir al médico.

 

FUENTES

American Family Physician. Evaluation of Neck Masses in Adults.

Healthline. What’s causing this lump on my neck? Sept 18, 2019.

National Healthcare System (UK). Health A-Z. Possible causes of lumps on the armpit, neck or groin.

National Healthcare System (UK). Health A-Z. Symptoms. Thyroid cancer.

Mayo Clinic. Patient Care & Health Information. Thyroid nodules.

< Anterior | Siguiente >
Compartir

¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

HAZ EL TEST arrow_forward