¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

¿Qué es la hipertirotropinemia neonatal persistente?

¿Qué es?

La tirotropina es la hormona hipofisaria que estimula el tiroides y su elevación indica un intento de compensar una función tiroidea insuficiente. La hipertirotropinemia en los recién nacidos se detecta con la comúnmente conocida “prueba del talón”. Cuando el resultado está alterado o “positivo”, tiene que confirmarse en una segunda analítica porque puede tratarse de una alteración transitoria. Si se confirma, es cuando hablamos de hipertirotropinemia neonatal persistente o hipotiroidismo congénito.

¿Cuáles son sus causas?

Las posibles causas son muchas. Desde un tiroides más pequeño de lo normal hasta un tiroides bien formado, pero con alteración en la síntesis hormonal, habitualmente de causa genética. Será importante establecer la causa porque puede suponer diferencias en el pronóstico y la herencia.

¿Cómo se trata?

La hormona tiroidea es especialmente importante para el desarrollo cerebral durante la vida fetal y la infancia. Los niños con hipotiroidismo congénito, están protegidos durante el embarazo porque les llega hormona tiroidea materna a través de la placenta, pero al nacer tendrán déficit de la misma conforme vaya “gastándose” la hormona materna. El hipotiroidismo congénito es la causa más frecuente de retraso mental evitable y esta es precisamente la razón de que se realice cribado neonatal sistemático.

El fármaco utilizado es la levotiroxina o T4 que se administra en una dosis diaria por boca, en ayunas, por lo menos media hora antes de la siguiente toma de alimento. La dosis inicial se calculará en función del peso del niño y del grado de alteración de la analítica, pero posteriormente el tratamiento se guiará por la medición periódica de los niveles hormonales porque hay que evitar tanto el infra como el sobretratamiento. La otra hormona sintetizada por el tiroides (T3) puede ser fabricada por el organismo a pa  rtir de la T4.

Con un diagnóstico y tratamiento precoz y a dosis adecuadas, los niños afectos de hipotiroidismo congénito tienen un cociente intelectual normal que se puede acompañar de alguna disfunción menos relevante.

< Anterior | Siguiente >
Compartir