¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
El hipotiroidismo puede ser primario o secundario.
Compartir

La importancia de la triyodotironina en las funciones del organismo

La triyodotironina es la más potente de las hormonas tiroideas. Afecta prácticamente a todos los procesos del organismo, incluyendo temperatura corporal, funciones digestivas, control muscular, mantenimiento de los huesos, crecimiento y tasa cardiaca. Esto se debe a que las hormonas regulan la actividad de casi todas las células de nuestro cuerpo, y todos los órganos dependen de la triyodotironina para funcionar correctamente.  También se conoce como T3.

Aproximadamente el 20% de la triyodotironina llega al riego sanguíneo directamente desde la glándula tiroides. El 80% restante se produce por la conversión de tiroxina (T4) en diversos órganos del cuerpo.

Si hay demasiada triyodotironina en el organismo se pueden presentar las siguientes alteraciones:

  • Intolerancia al calor
  • Pérdida de peso
  • Incremento del apetito
  • Aumento de la actividad intestinal
  • Alteraciones del ciclo menstrual
  • Ritmo cardiaco acelerado o irregular
  • Palpitaciones
  • Sensación de cansancio
  • Irritabilidad
  • Temblores
  • Pérdida del cabello
  • Retracción de los párpados

Si falta triyodotironina en el organismo puede verse afectado el desarrollo físico y mental, de modo que durante el embarazo y en la infancia es imperativo impedir que se produzca.

En adultos, puede provocar:

  • Fatiga
  • Intolerancia al frío
  • Descenso de la tasa cardiaca
  • Aumento de peso
  • Menor apetito
  • Afectación de la memoria
  • Depresión
  • Rigidez muscular
  • Infertilidad

T3 y salud cardiovascular

Entre las muchas funciones que regula esta hormona se encuentran el consumo de calorías y el ritmo al que late el corazón. Existen estudios recientes que muestran que cuando el equilibrio hormonal está alterado, ya sea en una situación de hipotiroidismo o de hipertiroidismo, aumentan el riesgo de arritmia y de muerte por causa cardiovascular.

T3 y sistema nervioso central

La acción de esta hormona empieza a tener efectos en el cerebro cuando el feto se está formando en el útero. Como mínimo, se calcula que esto es así en la semana 10 de embarazo, aunque en modelos animales esto se ha observado en fases anteriores.

Hay T4 en diversos tejidos del feto, y T3 en el cerebro.

Las hormonas tiroideas son esenciales, entre otros fenómenos, en el desarrollo apropiado del cerebelo (la parte del cerebro que procesa información para el equilibrio y la coordinación).

T3 y metabolismo

El metabolismo del cuerpo, del cual dependen el estado de ánimo, el peso corporal y los niveles de energía (tanto físicos como mentales), también depende de la acción de la triyodotironina.

< Anterior | Siguiente >
Compartir