¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
qué es un linfoma tiroideo
Compartir

¿Cómo se produce el linfoma tiroideo?

El linfoma es un tipo de cáncer que se desarrolla en el sistema linfático (el conjunto de tejidos y órganos que producen, almacenan y transportan los linfocitos o glóbulos blancos por todo el organismo). El linfoma suele presentarse en los ganglios linfáticos. No obstante, en contadas ocasiones el linfoma se presenta en glóbulos blancos que están en la glándula tiroides.

Esta condición se denomina linfoma tiroideo o linfoma tiroideo primario, para distinguirlo de la afectación linfomatosa de la glándula tiroidea debido a una metástasis que tiene su origen en otra parte del organismo.

El linfoma tiroideo es una forma de linfoma no-Hodgkin que comienza en la glándula tiroides. En el linfoma tiroideo, las células cancerosas se acumulan en la glándula causando un abultamiento en la parte frontal del cuello, que es donde ésta se encuentra. Si el abultamiento es considerable, puede provocar:

  • Dolor
  • Ronquera
  • Dificultad para tragar
  • Dificultad para respirar

Existen diferentes tipos de linfoma que comienzan en la glándula tiroides, algunos de ellos tienen una progresión lenta, mientras que otros son más agresivos. El tratamiento dependerá de la fase en la cual se detecte la enfermedad y su evolución.

El linfoma tiroideo representa aproximadamente un 1,2% de todos los linfomas no Hodgkin, aunque algunos estudios elevan esa estimación a un 1,7%. Es una condición que generalmente tiene buen pronóstico. Su detección temprana es importante para que la terapia tenga mayores probabilidades de éxito.

Causas

El linfoma tiroideo se presenta con mayor frecuencia en personas que padecen enfermedad de Hashimoto (tiroiditis autoinmune, relacionada con el hipotiroidismo). Esta enfermedad hace que la tiroides no pueda producir hormonas en las cantidades suficientes para el correcto funcionamiento del organismo.

No obstante, aunque la enfermedad de Hashimoto es relativamente frecuente, el linfoma tiroideo es un tipo de cáncer bastante raro:

  • Representa menos del 5% de todos los tipos de cáncer de tiroides
  • Representa menos del 2% de los linfomas que se presentan fuera de los ganglios linfáticos

No se han detectado otros factores de riesgo de desarrollar linfoma tiroideo. Ni siquiera la exposición a radiación se ha podido definir como factor de riesgo con toda seguridad.

Síntomas

En el linfoma tiroideo, la glándula tiroides aumenta de tamaño y se endurece, de ahí que los síntomas más frecuentes sean los arriba mencionados (ronquera, dificultad al tragar o al respirar).

Es frecuente que los pacientes observen un crecimiento rápido de un bulto en el cuello.

Con menor frecuencia, algunos pacientes han informado de síntomas generalizados asociados con linfoma:

  • Fiebre
  • Sudoración nocturna
  • Pérdida de peso sin motivo aparente

El linfoma tiroideo también puede causar hipotiroidismo. Los síntomas de hipotiroidismo incluyen:

  • Fatiga
  • Intolerancia al frío
  • Sequedad en la piel
  • Uñas y cabello quebradizos
  • Estreñimiento

Tratamiento

A diferencia de lo que sucede en otros tipos de cáncer de tiroides, el linfoma tiroideo no se trata extirpando la tiroides. En lugar de ello, y dependiendo de cada caso, el equipo médico puede recomendar una de estas opciones:

  • Quimioterapia
  • Radiación
  • Una combinación de ambas

El tratamiento suele ser supervisado por un oncólogo (especialista en cáncer) o un hematólogo (especialista en las enfermedades de la sangre).

Las personas que reciben radioterapia para un linfoma tiroideo tienen mayor riesgo de desarrollar hipotiroidismo, y necesitarán someterse a pruebas de función tiroidea con cierta frecuencia.

Debido a que se trata de una enfermedad rara, cada caso será evaluado para diseñar un plan de tratamiento individualizado, ya que no hay un protocolo común para todos los linfomas tiroideos.

Pronóstico

El pronóstico del linfoma tiroideo depende del subtipo de linfoma y de cuánto haya progresado la enfermedad en el momento del diagnóstico.

Aunque su pronóstico no es tan favorable como el de los cánceres papilar y folicular de tiroides, muchos pacientes con tumores localizados por linfoma tiroideo pueden curarse.

Algunos estudios sugieren que una combinación de radiación y quimioterapia suele ofrecer mejores resultados que dichos tratamientos de forma aislada.

 

 

FUENTES

American Thyroid Association. Primary thyroid lymphoma.

McMillan Cancer Support. Understanding non-Hodgkin Lymphoma. Thyroid Lymphoma.

Peixoto R, et al. Primary thyroid lymphoma: A case report and review of the literature. Ann Med Surg (Lond). 2017 Jan; 13: 29–33.

Medscape. Drugs and Diseases. Hematology. Thyroid Lymphoma

https://www.thyroid.org/primary-thyroid-lymphoma/

https://www.macmillan.org.uk/information-and-support/lymphoma/lymphoma-non-hodgkin/understanding-cancer/types-of-non-hodgkin-lymphoma/thyroid-lymphoma.html

https://emedicine.medscape.com/article/281983-overview

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5199157/

< Anterior | Siguiente >
Compartir