¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

Relación entre el hipertiroidismo y el gluten

¿Qué es el gluten?

El gluten es un conjunto de proteínas de pequeño tamaño que se encuentran en la semilla (y por tanto en la harina) de los cereales de secano, fundamentalmente el trigo, pero también la cebada, el centeno, la avena y sus híbridos y derivados (espelta, escanda, ...).

El gluten no es indispensable para el ser humano, ya que se trata de una mezcla de proteínas de bajo valor nutricional y biológico, por lo que desde el punto de vista nutricional excluirlo de la alimentación no representa ningún problema de salud. Muchas personas son incapaces de digerir esta proteína por completo, de forma que tras comerlo se generan fragmentos proteicos que activan el sistema inmunológico. Estos casos de intolerancia al gluten determinan la aparición de una enfermedad denominada celiaquía, en la que esas proteínas ocasionan una atrofia de las vellosidades intestinales y, por tanto, una malabsorción de nutrientes esenciales.

¿Qué relación hay entre intolerancia al gluten y enfermedad tiroidea?

La enfermedad celiaca es de origen autoinmune y viene determinada por una predisposición genética y el tratamiento de esta consiste en realizar una alimentación exenta en gluten. Hasta un tercio de los pacientes celiacos tienen asociadas otras enfermedades de origen autoinmune preferentemente diabetes tipo 1 y enfermedad tiroidea autoinmune (hipo e hipertiroidismo), aunque también enfermedades reumatológicas y hepáticas autoinmunes.

Los distintos estudios muestran que entre el 2.4% y el 40,4% de pacientes con celiaquía pueden presentar una enfermedad tiroidea autoinmune, lo cual también se ha demostrado en la edad pediátrica, en porcentajes variables entre 2% y 7,8%, tres veces más que en la población general. La enfermedad autoinmune tiroidea más frecuente en la intolerancia al gluten es el hipotiroidismo por Tiroiditis de Hashimoto, aunque en menor frecuencia también se ha descrito hipertiroidismo por enfermedad de Graves, siendo en ambas las formas subclínicas que no ocasionan síntomas lo que predomina. Por ello en las guías de práctica clínica de la enfermedad celiaca se recomienda realizar vigilancia periódica de la función del tiroides.

Por otra parte los estudios publicados muestran que la prevalencia de celiaquía en pacientes con enfermedad tiroidea autoinmune es mayor en niños (6.2%) en comparación con los adultos (2.7%) y que la enfermedad celíaca fue más frecuente en pacientes con hipertiroidismo (2.6%) en comparación con pacientes con hipotiroidismo (1,4%), por lo que algunos profesionales recomiendan descartar enfermedad celiaca en los pacientes con enfermedad tiroidea, aunque esto no está totalmente demostrado y no se incluye en las guías actuales de práctica clínica.

¿Puede una dieta sin gluten mejorar la enfermedad tiroidea autoinmune?

Si ambas enfermedades (celiaquía y hipo o hipertiroidismo) se asocian tan frecuentemente cabría pensar que una dieta exenta en gluten podría mejorar también la enfermedad tiroidea autoinmune. Pues bien, los datos que existen son contradictorios, en algunos estudios se consigue algún efecto en el hipotiroidismo, en otros no se describe ningún cambio en la evolución del hipotiroidismo y no hay datos con respecto a la evolución del hipertiroidismo.

Por lo tanto, aún no está claro que una dieta sin gluten pueda prevenir el desarrollo de enfermedad tiroidea en los pacientes celiacos, ni que evite el desarrollo de enfermedad celiaca que no esté diagnosticada, de forma que no se ha de retirar el gluten antes del diagnóstico de celiaquía, ya que podría falsear el resultado de las pruebas, lo que sí es importante, según la  sintomatología que nos refiera el paciente, es sospechar la existencia de enfermedad celiaca en los pacientes con enfermedad tiroidea autoinmune (hipotiroidismo por Tiroiditis de Hashimoto o hipertiroidismo por enfermedad de Graves) y realizar los test diagnósticos pertinentes para su diagnóstico.

Aunque en las redes sociales se habla de la existencia de una relación estrecha e incluso causal entre gluten y enfermedad tiroidea autoinmune, esta afirmación no tiene base científica en la actualidad.

< Anterior | Siguiente >
Compartir