¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Hipotiroidismo y diabetes: estudios clínicos
Compartir

Trastornos autoinmunes: la relación entre hipotiroidismo y diabetes

 La diabetes tipo 1 y la enfermedad tiroidea son enfermedades endocrinas, que afectan a las hormonas del organismo. Tanto el páncreas como la tiroides pertenecen al sistema endocrino del cuerpo. La tiroides es una glándula en forma de mariposa que se encuentra en la parte inferior del cuello, justo por debajo de la piel. Regula el metabolismo, los procesos de almacenamiento y uso de la energía, entre otras importantes funciones, liberando hormonas tiroideas. El páncreas es otra glándula, de forma alargada y cónica, situada detrás del estómago. Segrega enzimas digestivas e insulina, entre otras hormonas.

Cuando se presenta una enfermedad tiroidea en una persona con diabetes, es posible que haga más difícil el control de los niveles de glucosa.

Las enfermedades tiroideas son frecuentes, y su prevalencia se incrementa con la edad.  Las pruebas actuales para evaluar si la función tiroidea es correcta son fiables y baratas. Se suelen realizar análisis de la tiroides en ciertos grupos de riesgo, como recién nacidos y personas mayores.

Se ha observado que los pacientes diabéticos pertenecen a esos grupos de riesgo. Las personas con un trastorno autoinmune (como es la diabetes tipo 1) pueden desarrollar otras enfermedades de este tipo. Las personas con diabetes tipo 2, que no es un trastorno autoinmune, también tienen mayor riesgo, aunque no está claro el motivo de dicha relación, y se ha planteado que tenga que ver con la edad avanzada.

Ya que la disfunción tiroidea es más frecuente entre la población femenina, no es sorprendente que los científicos hayan desvelado los siguientes datos:

  • Hasta el 30% de las mujeres con diabetes tipo 1 padecen alguna alteración de la función de la glándula tiroides
  • La tiroiditis postparto es tres veces más frecuente entre pacientes diabéticas que entre la población general
  • También hay más enfermedad tiroidea en la población con diabetes tipo 2 (sobre todo hipotiroidismo)
  • Prevalencia de enfermedad tiroidea en la población general: 6,6%
  • Prevalencia de la enfermedad tiroidea en población diabética (general): 10,8%
  • Hipotiroidismo: 36%
  • Hipotiroidismo subclínico: 513%
  • Hipertiroidismo: 12%
  • Tiroiditis postparto: 11%

Efectos de las alteraciones de la función de la tiroides en la diabetes

Hipertiroidismo

  • Cuando se acelera el metabolismo, los medicamentos que tomamos se procesan con mayor rapidez
  • Los niveles de glucosa pueden elevarse porque la dosis de medicamento que se toma no permanece en el organismo el tiempo necesario para surtir el efecto deseado
  • Es difícil distinguir la hipoglucemia (descenso de los niveles de glucosa) y el hipertiroidismo, ya que en ambos casos pueden presentarse los siguientes síntomas:
    • Sudor
    • Temblores

Si una persona con estos síntomas cree que tiene la glucosa demasiado baja, puede comer más para elevarlos, lo cual elevaría en exceso la cantidad de glucosa en el organismo. Se recomienda verificar los niveles con el medidor para evitar este problema.

Hipotiroidismo

  • Cuando el metabolismo es lento, los niveles de glucosa pueden descender, ya que los medicamentos no se procesan con la rapidez habitual y permanecen en el organismo más tiempo del habitual
  • Con frecuencia es necesario ajustar la dosis de los medicamentos antidiabéticos para prevenir hipoglucemias

Ante indicios de enfermedad tiroidea, hable con su médico de los síntomas que experimenta. Un sencillo reconocimiento y un análisis de sangre bastan para identificar tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo. Puede consultar algunas de las señales más frecuentes en nuestro cuestionario.

< Anterior | Siguiente >
Compartir