Compartir

Taquicardia: causas y síntomas

Taquicardia es un término que se utiliza en medicina para describir una situación en la que la tasa cardiaca, el ritmo de los latidos del corazón, es excesivamente rápido. El umbral de latidos rápidos del corazón se define de manera diferente en función de la edad y de la forma física de la persona.

En general, para los adultos, la tasa de 100 latidos por minuto se considera por encima de los umbrales normales. Por ese motivo, taquicardia es el término que se emplea muchas veces para hacer referencia a una tasa cardiaca por encima de 100, sin especificar el tipo de paciente al que nos referimos. Hay diversas condiciones que pueden ser causa de taquicardia.

En ocasiones, es normal que los latidos rápidos del corazón sucedan. Así, es habitual que la tasa cardiaca se eleve cuando estamos realizando alguna actividad física o como respuesta al estrés, a un traumatismo o ante una enfermedad. Lo que sucede en la taquicardia es que no se da ninguna circunstancia normal  que explique esa aceleración de los latidos del corazón, y la tasa cardiaca se eleva sin causa aparente. 

Es posible que la taquicardia no provoque síntomas ni complicaciones. No obstante, si no se trata de forma adecuada, esta condición puede acabar afectando al funcionamiento normal del corazón y desembocar en complicaciones serias:

  • Insuficiencia cardiaca
  • Ictus
  • Infarto o muerte súbita

Síntomas de taquicardia

Hay muchas personas que no son conscientes de que padecen taquicardia hasta que el médico lo observa en un reconocimiento rutinario, muchas veces al llevar a cabo un electrocardiograma.

Si los latidos del corazón son demasiado rápidos, es posible que este no consiga bombear con eficacia suficiente sangre a todo el organismo. Eso puede hacer que a los órganos y tejidos les falte oxígeno. La escasez de oxígeno en los tejidos se asocia a:

  • Sensación de falta de aliento
  • Mareo
  • Aceleración del pulso
  • Palpitaciones (sensación súbita de aceleración en los latidos del corazón)
  • Dolor en el pecho (angina)
  • Desmayos (síncope)
  • Fatiga

En casos extremos:

  • Pérdida de la conciencia
  • Infarto

Causas de taquicardia

Existen múltiples factores que pueden acelerar los latidos del corazón, incluyendo:

  • Anemia (déficit de hierro)
  • Consumo de bebidas con cafeína o alcohol
  • Actividad física 
  • Fiebre
  • Elevación o descenso de los niveles de presión arterial 
  • Desequilibrio en los electrolitos, sustancias minerales necesarias para la transmisión de impulsos eléctricos en el corazón
  • Ciertos medicamentos 
  • Hipertiroidismo (elevación de niveles de hormonas tiroideas por encima de lo normal)
  • Consumo de tabaco
  • Estrés súbito
  • Consumo de drogas 

Taquicardia y problemas de tiroides 

Las hormonas que se producen en la glándula tiroides influyen en la tasa cardiaca, la presión arterial y los niveles de colesterol, entre otras muchas funciones del organismo. Por ese motivo, si la tiroides no funciona correctamente pueden presentarse problemas cardiacos o bien empeorar enfermedades cardiovasculares ya diagnosticadas a la persona. 

Cuando los niveles de hormonas tiroideas decaen (hipotiroidismo), las funciones del organismo se ralentizan y pueden presentarse síntomas como fatiga, aumento de peso, estreñimiento, intolerancia al frío o sequedad en la piel. Son síntomas que muchas veces se asocian a la edad avanzada, con lo cual la alteración de la tiroides queda “enmascarada” y no se trata debidamente. 

El hipotiroidismo puede hacer que se reduzca la tasa cardiaca. También hace que las arterias pierdan elasticidad, con lo cual se elevan los valores de presión arterial. Los niveles altos de colesterol, que también hacen que empeore la circulación, son otra de las posibles consecuencias del hipotiroidismo. 

El problema opuesto, la elevación de niveles de hormonas tiroideas en el organismo (hipertiroidismo) también puede tener consecuencias en la salud del corazón.

Los síntomas más clásicos de hipertiroidismo son dificultad para dormir, intolerancia al calor, exceso de sudoración y pérdida de peso, entre otros. El exceso de hormonas tiroideas también hace que los latidos del corazón sean acelerados, y puede desembocar en una alteración del ritmo del corazón, por ejemplo:

  • Fibrilación auricular- Alteración del ritmo cardiaco en las cavidades superiores del corazón.
  • Palpitaciones- Sensación súbita de aceleración del corazón.
  • Hipertensión arterial.

En una persona con arterias rígidas y con tendencia a ocluirse, la combinación de latidos acelerados del corazón y elevación de la presión arterial puede desembocar en angina de pecho

Todas estas alteraciones requieren ser evaluadas por un médico.

 

FUENTES

American Heart Association (AHA). Health Topics. Arrhythmia. Tachycardia: Fast Heart Rate

Mayo Clinic. Patient Care & Health Information. Tachycardia.

Harvard Health Publishing. Harvard Heart Letter. Thyroid hormone: How it affects your heart

< Anterior | Siguiente >
Compartir

¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

HAZ EL TEST arrow_forward