¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

¿Qué es la tiroides hipertrófica?

La tiroides hipertrófica es una glándula tiroides que ha aumentado su tamaño de forma excesiva. Es posible que haya oído también a otras personas -o quizá al equipo médico- hablar de hiperplasia. Con este término se refieren a la multiplicación excesiva de células normales en un órgano o en un tejido.

 

La hipertrofia, por tanto, referida a la tiroides o a cualquier otro órgano, se refiere al volumen, que aumenta de forma anormal.

 

Síntomas de hipertrofia de la tiroides

 

El aumento del tamaño de la tiroides, que también se denomina bocio, puede producirse sin que el paciente experimente ningún síntoma. Cuando sí hay síntomas, algunos de los más frecuentes son los que siguen:

 

  • Inflamación apreciable a simple vista en la base del cuello, particularmente visible al afeitarse o maquillarse
  • Sensación de opresión en la garganta
  • Tos
  • Ronquera
  • Dificultad al tragar
  • Dificultad al respirar

 

La tiroides hipertrófica puede ser la consecuencia de diferentes condiciones, entre las más frecuentes:

 

  1. Falta de yodo- El yodo es esencial para la producción de hormonas tiroideas. Se encuentra principalmente en el agua de mar y en la tierra de los territorios costeros. En países con menos recursos, la población que vive en zonas elevadas o de interior puede desarrollar tiroides hipertrófica debido a la falta de yodo. En el pasado, ésta era la principal causa de hipertrofia de la tiroides, pero ya no es así porque en muchos países se añade yodo de forma sistemática a la sal y a otros alimentos.

 

  1. Enfermedad de Graves- La tiroides hipertrófica puede presentarse cuando la tiroides está produciendo hormonas en exceso (hipertiroidismo). En el hipertiroidismo causado por enfermedad de Graves, el sistema inmunológico del paciente ataca por error la tiroides y provoca ese exceso de actividad, haciendo que la glándula aumente su tamaño.

 

  1. Enfermedad de Hashimoto- La tiroides hipertrófica puede también ser consecuencia del hipotiroidismo. En este caso, un error del sistema inmunológico hace que la tiroides produzca menos hormonas de las que el cuerpo necesita. La hipófisis intenta estimular la producción de hormonas liberando TSH (hormona estimulante de la tiroides). La glándula también puede aumentar de tamaño por ese motivo.

 

  1. Bocio multinodular- En este caso, la formación de varios nódulos (bultos) en la tiroides hace que ésta aumente su tamaño.

 

  1. Nódulo tiroideo solitario- Un único nódulo puede ser lo suficientemente grande para provocar una tiroides hipertrófica. En la mayor parte de los casos los nódulos son benignos.

 

  1. Cáncer de tiroides- El cáncer de tiroides, mucho menos frecuente que los nódulos benignos, también puede presentarse como tiroides hipertrófica.

 

  1. Embarazo- La producción de hormonas durante el embarazo cambia. Es posible que la hormona llamada gonadotropina coriónica humana que el organismo produce durante la gestación haga que la tiroides esté ligeramente hipertrófica.

 

  1. Inflamación- La tiroiditis es una condición inflamatoria que puede causar dolor en la tiroides. También se asocia con hipertiroidismo e hipotiroidismo.

 

 

Tiroides hipertrófica: tratamiento

 

El tratamiento de la tiroides hipertrófica depende de cuál sea la condición subyacente que causa el aumento del tamaño de la tiroides:

 

Si la causa de la tiroides hipertrófica es hipertiroidismo, el tratamiento dependerá del tipo de hipertiroidismo. Si se opta por la terapia con yodo radiactivo, lo normal es que la hipertrofia remita del todo.

 

Si la causa es enfermedad de Hashimoto, el tratamiento se basa la sustitución de las hormonas que faltan en el organismo. Es posible que se reduzca la hipertrofia pero no desaparezca del todo.

 

Muchos tipos de hipertrofia de la tiroides, como sucede en el bocio multinodular, se asocian con niveles normales de hormonas tiroideas en sangre. En estos casos no es necesario un tratamiento después del diagnóstico. Si así sucede, sí es posible que su médico le advierta que tiene un riesgo aumentado de desarrollar hipotiroidismo o hipertiroidismo en el futuro. No obstante, si la hipertrofia en sí provoca problemas, como dificultad para respirar o tragar debido a su tamaño, es posible que le sugieran la posibilidad de someterse a una intervención quirúrgica para extirpar parte de la tiroides.

 

Sea cual sea la causa, es importante que se someta a revisiones periódicas para controlar los niveles de hormonas tiroideas y que hable con su médico sobre cualquier síntoma que le preocupe.

 

 

 

FUENTES                                                   

Hughes, K y Eastman C. Goitre - causes, investigation and management. Australian Family Physician 2012, 41(8):572-576.Europe PMC. (PMID:23145396)

National Toxicology Program. U.S. Department of Health and Human Services. Thyroid Gland, Follicular Cell – Hypertrophy.

NIH. Health A-Z. Goitre.

Mayo Clinic. Patient care & Health Information. Diseases & Conditions. Goiter.

American Thyroid Association. Goitre.

< Anterior | Siguiente >
Compartir