¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

Relación entre la tiroides y los ojos saltones

Los ojos saltones son la manifestación visible de la profusión de los globos oculares que denominamos como exoftalmos. Los cambios físicos a veces son poco perceptibles y solo se manifiestan con una mirada brillante, pero en los casos más graves la profusión ocular puede ser tan llamativa que puede llegar a deformar el aspecto facial

Causas

Las causas de exoftalmos más frecuentes son las asociadas a enfermedades tiroideas autoinmunes, fundamentalmente el hipertiroidismo por enfermedad de Graves-Basedow. Sin embargo, existen otras casusas de profusión ocular que obligan a realizar diagnostico diferencial (fístulas de seno cavernoso, glaucomas congénitos, infecciones o celulitis orbitarias, hemorragias retrobulbares o tumores de la región orbitaria).

En el caso de ojos saltones asociados a hipertiroidismo la presentación suele ser bilateral, aunque es frecuente la asimetría entre ambos ojos. La afectación a nivel orbitario provoca inflamación e infiltración de la grasa orbitaria, que en condiciones normales ofrece una almohadilla de protección del globo ocular, pero cuando esta inflamada causa la profusión ocular “ojos saltones”. Pero en el hipertiroidismo autoinmune además de la afectación grasa se afectan los músculos oculares y zona palpebral produciendo retracción. Esto confiere realmente la gravedad del cuadro por aparición de trastornos de la visión, diplopía, estrabismo y afectación corneal.

Diagnóstico

Para confirmar el diagnóstico de un exoftalmos es necesario realizar una exploración oftalmológica que se llama exoftalmometría que mide la distancia entre el ángulo lateral de la órbita ósea y la córnea. Los valores normales son < 20 mm en blancos y < 22 mm. En algunas ocasiones los ojos parecen saltones y la exploración no confirma la presencia real de un exoftalmos. Pero si se sospecha una enfermedad de Graves-Basedow, además de la exploración oftalmológica completa, es preciso realizar determinación de hormonas tiroideas y estudio radiológico a nivel de órbita (TAC o RMN).

Confirmado el diagnóstico de exoftalmía de Graves, es necesario en primer realizar medidas oculares para proteger la córnea con una adecuada lubricación. Si se confirma la disfunción tiroidea asociada, es preciso asociar tratamiento médico con antitiroideos. En cuanto al tratamiento específico del exoftalmos, es conveniente iniciarlo precozmente en la fase inflamatoria del proceso. El uso de corticoides a nivel sistémico (por vía oral o en bolos por vía parenteral), es útil para para controlar el edema y la infamación orbitaria. Actualmente existen tratamientos han demostrado eficacia clínica (Anti-TNF, antagonista receptor interleukina 1, anticuerpos monoclonales sobre receptor de interleukina 6) y otros fármacos en desarrollo clínico.

El tratamiento quirúrgico tanto a nivel muscular para corregir la diplopía, sobre párpados para corregir la afectación parpebral o la descompresión orbitaria para corregir la protusión puede ser necesaria.

< Anterior | Siguiente >
Compartir