Semana Internacional de la Tiroides

Hoy más que nunca
estamos contigo.

¿Crees que tienes síntomas?

HAZ CUESTIONARIO arrow_forward
Hipotiroidismo y embarazo - mujer embarazada manos sobre tripa forman corazón
Compartir

Hipotiroidismo y embarazo: consecuencias y complicaciones

Consecuencias del hipotiroidismo en el embarazo

El embarazo es un periodo de la vida en el cual tanto la madre como el futuro hijo se ven sometidos a un estrés físico considerable. Cuando en el embarazo se produce además una condición endocrina como el hipotiroidismo, la combinación de hipotiroidismo y embarazo puede tener enormes consecuencias para el bienestar de ambos.

Las hormonas que produce la glándula tiroides son imprescindibles para el desarrollo normal del cerebro del futuro hijo y de todo su sistema nervioso:

  • Durante los primeros tres meses, el feto depende de las hormonas tiroideas de la madre, que llegan a él a través de la placenta.
  • En torno a la semana 12 de gestación, el bebé empieza a tener una tiroides funcional, pero no produce hormonas en cantidad suficiente hasta las semanas 18-20.

El hipotiroidismo es una alteración de la glándula tiroides, que no produce en cantidad suficiente las hormonas que el organismo necesita. Puede presentarse durante el embarazo, con la particularidad de que algunos síntomas de hipotiroidismo y embarazo se parecen:

  • Fatiga, somnolencia o debilidad
  • Aumento de peso
  • Intolerancia al frío
  • Afectación de la memoria
  • Estreñimiento
  • Dolor en las articulaciones o los músculos
  • Fragilidad en cabello y uñas
  • Sequedad en la piel
  • Afectación del estado de ánimo

Muchas mujeres que padecen hipotiroidismo se preguntan si pueden quedarse embarazadas. La repuesta es que muchas pueden llevar una vida perfectamente normal siempre que la enfermedad esté siendo controlada. Por eso, no hay motivo para no quedarse embarazada. Si está embarazada o está pensando en quedarse embaraza, acuda a su médico.

Es muy importante consultar con el médico antes del embarazo. Así, podrán tomarse las medidas necesarias para cuidar la salud de la madre y el futuro hijo y evitar las consecuencias negativas de un hipotiroidismo no controlado:

  • Ajustar las dosis de medicación
  • Iniciar los suplementos necesarios.

Lo ideal es que esas medidas se tomen antes de que la paciente se quede embarazada, o bien inmediatamente después de que se confirme. Si el hipotiroidismo está controlado de forma correcta no suele dar lugar a embarazo de riesgo.

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) recomiendan realizar pruebas de cribado de la función tiroidea a todas las mujeres embarazadas antes de que se cumpla la décima semana de gestación.

Ante hipotiroidismo en el embarazo las consecuencias negativas pueden evitarse siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • Cuidar la dieta. Ya que el aumento de peso puede constituir un problema es importante prestar atención a la calidad de la alimentación, con una dieta variada y equilibrada. Esto es algo que debe hacer cualquier mujer embarazada.
  • El aumento de peso puede ser una fuente de preocupación para muchas mujeres, especialmente si ya padecían algún problema en este aspecto antes de su gestación. El aumento de peso es algo que cabe esperar, y además el ginecólogo llevará un control de este tema.
  • Practicar alguna actividad física con moderación, siempre con la supervisión del equipo médico.
  • Realizar las revisiones oportunas con los especialistas que tratan el hipotiroidismo para que el tratamiento durante el embarazo sea óptimo.
  • Con estas sencillas recomendaciones, un control de peso y un tratamiento adecuado, el embarazo puede transcurrir con total normalidad.

Complicaciones del hipotiroidismo en el embarazo

Cuando el hipotiroidismo durante el embarazo no se trata de forma correcta, puede desembocar en:

  • Preeclampsia- Una peligrosa elevación de la presión arterial en fases avanzadas de la gestación
  • Anemia
  • Aborto espontáneo
  • Bajo peso al nacer
  • Muerte fetal
  • Insuficiencia cardiaca congestiva (en muy pocos casos)

Todas estas complicaciones del embarazo en mujeres con hipotiroidismo son más frecuentes cuando la enfermedad está más descontrolada (hipotiroidismo severo).

Riesgos del hipotiroidismo durante el embarazo

El hipotiroidismo en el embarazo conlleva unos riesgos que pueden evitarse con el tratamiento. La terapia es segura tanto durante la gestación como durante la lactancia.

Como las hormonas tiroideas regulan numerosas funciones del organismo, cuando son insuficientes, como sucede en el hipotiroidismo, los riesgos que puede generar son diversos.

Uno de los riesgos más inmediatos es la alteración del desarrollo intelectual del feto, ya que las hormonas tiroideas cumplen la importante función de regular el desarrollo del sistema nervioso. Sin tratar, el riesgo de afectación de la función cognitiva del niño es muy elevado.

Riesgos del hipotiroidismo para la madre

  • Anemia
  • Miopatía (dolor y debilidad muscular)
  • Alteraciones de la placenta
  • Hemorragia postparto

Riesgos del hipotiroidismo para el feto

  • Graves alteraciones cognitivas, neurológicas y del desarrollo

Acuda a su médico para una evaluación y para recibir el tratamiento adecuado que reduzca al mínimo los riesgos asociados al hipotiroidismo en el embarazo.

 

FUENTES
U.S. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Health Information. Endocrine Diseases. Thyroid disease and pregnancy.
Stanford Children’s Health. Hypothyroidism and pregnancy.
American Thyroid Association. Thyroid Disease in Pregnancy.
Smallridge RC and Ladenson PW. Hypothyroidism in Pregnancy: Consequences to Neonatal Health. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, Volume 86, Issue 6, 1 June 2001.

< Anterior | Siguiente >
Compartir