¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Relación entre la tiroiditis de Hashimoto y artritis reumatoide
Compartir

Relación entre la tiroiditis de Hashimoto y artritis reumatoide

La tiroiditis de Hashimoto y la artritis reumatoide son enfermedades autoinmunes. Las enfermedades autoinmunes son condiciones que se caracterizan porque el sistema inmunológico, diseñado para defender al organismo de invasores como bacterias y virus, ataca por error tejidos sanos, provocando los síntomas de la enfermedad.

La enfermedad de Hashimoto es una enfermedad autoinmune de la tiroides, ya que el ataque del sistema inmunológico daña los tejidos de la glándula tiroides y afecta a su funcionamiento.

La prevalencia de las enfermedades autoinmune de la tiroides varía entre países, aunque suele ser más alta en mujeres en todos ellos.

La artritis reumatoide, por su parte, es una enfermedad crónica, compleja y heterogénea, en la cual hay daño a las articulaciones y destrucción del tejido óseo, también por acción del sistema inmunológico. Es la enfermedad inflamatoria de las articulaciones más frecuente en todo el mundo.

Durante décadas, los expertos han documentado que hay una mayor proporción de enfermedades tiroideas entre las personas que padecen artritis reumatoide. Incluso se ha visto que algunas manifestaciones de enfermedades autoinmunes de la tiroides, como la enfermedad de Hashimoto, son también propias de otras enfermedades autoinmunes, entre las cuales se incluyen:

  • Artritis reumatoide
  • Síndrome de Sjögren
  • Lupus eritematoso sistémico

Poliautoinmunidad en la enfermedad de Hashimoto y artritis reumatoide

En este punto cobra importancia el concepto de poliautoinmunidad. La poliautoinmunidad se ha definido como una situación en la que una persona padece más de una enfermedad autoinmune.

Se considera que la autoinmunidad tiene un importante componente genético. No obstante, tanto la enfermedad de Hashimoto como la artritis reumatoide son condiciones complejas, en las que intervienen múltiples factores, y la genética no es suficiente para explicarlas del todo.

Por ejemplo, los datos de pacientes recogidos en diferentes países muestran que los casos de enfermedades tiroideas autoinmunes como la enfermedad de Hashimoto en personas con artritis reumatoide varían mucho en número de una zona geográfica a otra, y eso puede deberse a factores muy diferentes, como el consumo de yodo en la dieta, entre otros factores ambientales.

Riesgo cardiovascular: riesgos de la inflamación crónica en enfermedad de Hashimoto y artritis reumatoide

 Tanto la enfermedad de Hashimoto como la artritis reumatoide se han relacionado con un mayor riesgo cardiovascular.

  • En el caso de la artritis reumatoide, la inflamación crónica se ha señalado como un mecanismo clave de la enfermedad.
  • Se sospecha que la inflamación crónica de los tejidos también tiene que ver con el riesgo cardiovascular elevado en personas con enfermedad de Hashimoto.

En ambos casos, los expertos han encontrado diversos indicadores de inflamación y niveles altos de proteínas que hacen que la capa interior de los vasos sanguíneos (endotelio) esté alterada. Eso podría explicar el mayor riesgo cardiovascular, y la relación entre enfermedad de Hashimoto y artritis reumatoide.

Severidad de la artritis reumatoide y enfermedad de Hashimoto

Otro aspecto de la relación entre enfermedad de Hashimoto y artritis reumatoide que ha merecido la atención de los investigadores es si la severidad de la artritis puede explicar la relación entre ambas enfermedades.

Cuando los expertos se han fijado en variables de la severidad, tales como:

  • Erosión
  • Empleo de medicamentos biológicos (que suelen reservarse para los casos más graves)
  • Presencia de anticuerpos anti-CCP
  • Síntomas en otros puntos del organismo más allá de las articulaciones

Sí han visto una relación, pero no ha quedado totalmente aclarada, y los propios autores han sugerido que será un posible aspecto de la enfermedad de Hashimoto y la artritis reumatoide que deberá seguir estudiándose.

 

 

FUENTES

Cárdenas Roldán J, et al. Autoimmune Thyroid Disease in Rheumatoid Arthritis: A Global Perspective. Arthritis. 2012; 2012: 864907.

Punzi L, Betterle C. Chronic autoimmune thyroiditis and rheumatic manifestations. Joint Bone Spine. 2004;71(4):275–283.

Rojas-Villarraga A, Amaya-Amaya J, Rodriguez-Rodriguez A, Mantilla RD, Anaya JM. Introducing polyautoimmunity: secondary autoimmune diseases no longer exist. Autoimmune Diseases. 2012;2012:9 pages.254319

González-Gay, MA et al. Enfermedad cardiovascular en artritis reumatoide. Importancia y tratamiento clínico. Reumatología clínica. Editorial. Vol. 5. Núm. 3.Mayo - Junio 2009

páginas 95-142

Díaz-Valle DJ, et al. Síndrome metabólico, hipotiroidismo y riesgo cardiovascular en licenciadas y auxiliares de enfermería, Hospital Escuela Universitario octubre-noviembre 2016. Revista Argentina de Endocrinología y Metabolismo.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3505628/

< Anterior | Siguiente >
Compartir