¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

Accede a nuestro cuestionario y sal de dudas.

HAZLO AHORA arrow_forward
Compartir

Dieta para la Tiroditis de Hashimoto: Qué alimentos comer o evitar

¿Debo hacer cambios en mi dieta si tengo una tiroiditis de Hashimoto?  

No hay ninguna duda que la dieta, y concretamente su contenido en yodo es importante para un funcionamiento correcto del tiroides. Otro tema es si existe una dieta para la tiroiditis de Hashimoto que pueda cambiar su curso.

La tiroiditis de Hashimoto es una condición que incluye una tiroiditis (inflamación) crónica autoinmune del tiroides y se acompaña de bocio e hipotiroidismo. Por extensión muchas veces se utiliza el mismo nombre para designar la tiroiditis crónica autoinmune, aunque curse sin bocio o la función tiroidea sea normal.

Yodo

La falta de yodo y sobretodo su exceso, se han asociado a mayor frecuencia de autoinmunidad tiroidea. Una dieta variada contiene yodo, y no es necesario modificarlo. Lo que claramente no es recomendable es tomar cantidades excesivas (algas marinas con mucha frecuencia o suplementos) pensando que serán de ayuda.

Selenio

El selenio es necesario para el funcionamiento del tiroides y la cantidad recomendada se ingiere fácilmente con la dieta. Aunque se ha observado que la suplementación con selenio puede disminuir la autoinmunidad tiroidea, no está claro que consiga beneficios mantenidos en la función por lo que no se recomienda su suplementación. 

Soja

Las isoflavonas de la soja pueden disminuir levemente la función tiroidea. En situaciones en que la función tiroidea se encuentra en el límite del hipotiroidismo, podría adelantar el momento de su inicio. Más relevante es que en caso de hipotiroidismo la soja puede interferir con la absorción de hormona tiroidea.

Dieta mediterránea

En estudios observacionales se ha relacionado una mayor adherencia a la dieta mediterránea con menor frecuencia de autoinmunidad tiroidea. No es una prueba definitiva de relación causal y menos de que una vez instaurada la autoinmunidad cambie su curso, pero nos sobran argumentos para recomendarla por sus beneficios demostrados en muchos aspectos.

Aunque propiamente no hay una dieta para la tiroiditis de Hashimoto:

  • La ingesta excesiva de yodo (algas o suplementos) puede ser contraproducente porque facilita la autoinmunidad
  • La soja puede disminuir levemente la función tiroidea
  • En caso de hipotiroidismo, la soja puede disminuir la absorción de hormona tiroidea 
< Anterior | Siguiente >
Compartir

¿Tienes síntomas de disfunción tiroidea?

HAZ EL TEST arrow_forward